Allá por 2009 fue que Google dijo que empezaba a implementar características sociales en los resultados de su buscador, poco después y ya en 2010 las implementaba para el resto de los usuarios y aunque fue un paso importantísimo y muy relevante las anotaciones aparecían al final de la página con lo cual tampoco acababan de ser extremadamente útiles. Pero hoy los chicos de Mountain View han presentado el siguiente paso en la integración social y la verdad es que han incluido nuevas características bastante interesantes. La primera y más importante de ellas es que los resultados sociales adquieren ahora la misma relevancia que los que podríamos considerar tradicionales y aparecen intercalados entre estos, es decir, adquieren la misma relevancia dándole un toque muy interesante a la experiencia de búsqueda.

Basándose en nuestra cuenta de Google, en las conexiones que hayamos hecho con ella (como por ejemplo Twitter y en lo que nuestros amigos vayan haciendo en las respectivas cuentas conectadas nos irán apareciendo unos resultados u otros, así, si un conocido ha escrito un artículo en su blog sobre un tema de actualidad que se corresponde con los términos de nuestra búsqueda estos aparecerán como un resultado más y con la debida anotación debajo quién compartió qué y a través de que vía. Digamos que en 2009 dieron el paso correcto incluyendo los resultados sociales ya que nuestros amigos muchas veces son los que tienen las mejores respuestas a nuestras preguntas y ahora han terminado de matizarlo.

La segunda gran novedad que han incorporado es la adición a ese servicio de búsquedas sociales la integración con tres de las grandes redes del momento: Twitter, Quora y Flickr. Es realmente curioso como la actividad desarrollada por nuestros contactos puede llegar a matizar y a cambiar completamente los resultados y el sentido de cualquiera de nuestras búsquedas en Google. Por último es importante también señalar que todos estos resultados serán completamente personalizables, así como la configuración de privacidad por los evidentes problemas que esta pueda traer, podremos escoger sí queremos compartir o no los contenidos o si conectar o no determinadas cuentas. Un movimiento sin duda bastante interesante del que tengo la sensación de que sólo representa la punta del iceber, es muy probable que en los próximos meses las búsquedas tal y como las conocemos vayan metamorfoseando en algo mucho más social, puede que esto sea sólo el principio.