Hoy estamos asistiendo a un día lleno de despropósitos en España con todo lo referente a la Ley Sinde, como te hemos estado informando desde primeras horas de la mañana la Comisión de Economía ha estado reunida en el pleno para aprobar la Ley de Economía Sostenible dentro de la que va el polémico anteproyecto de ley que ha tenido tanta oposición por parte de los ciudadanos desde el primer momento. El día no ha comenzado bien para los intereses del PSOE y el resto de grupos que buscaban la aprobación de la ley ya que desde primeras hora parecía que la situación no permitiría que esta se aprobase de forma sencilla.

Como se ha ido confirmando posteriormente según han pasado las horas y las intervenciones de los diferentes grupos políticos, algunos de ellos mostrando su rechazo y voto en contra, como Coalición Canaria u otros que no se mojaban a la espera de que todo fuese más a favor suyo, como CiU. La votación se tendría que haber realizado a las 14:00 pero se ha ido retrasando, primero a las 15:15 y posteriormente a las 15:30, en esos momentos parecía que la Ley Sinde sería rechazada en dicha votación, pero por el contrario hemos tenido un nuevo aplazamiento en la votación sin especificar la hora, pudiendo ser al final del pleno que tiene lugar a las 21:00, hora española. Mientras ese momento llega nosotros te estamos manteniendo informado en todo momento de cualquier novedad que se produzca.

No sé cómo estaréis viendo vosotros todo esto, pero a mí me parece un auténtico disparate. No solo por lo que la Ley Sinde trae consigo y la forma en la que se han estado haciendo las cosas hasta ahora, sino que hasta el último momento el PSOE se ha enfrascado e intentar salvar este anteproyecto de ley al que ahora mismo todos los grupos se están oponiendo. Me parece lícito que quieran intentar salvar su anteproyecto, pero por lo que parece no se trata más que de un intento a la desesperada por sacarlo adelante, en las que anteriormente se han pedido ayuda a la creadora de esta ley, Estados Unidos, para que otros grupos políticos la apoyasen.

Quizá le den la vuelta a la tortilla y finalmente la Ley Sinde salga aprobada, pero lo peor es que independientemente de esto el siguiente paso es peor, ya no solo para los que tienen una página web, un blog o cualquier tipo de publicación, sino para todos los usuarios, que son el siguiente objetivo será actuar contra los usuarios según Aldo Olcese. Es decir, si no sale aprobado este anteproyecto de ley ya sabemos hacía donde vamos y si sale, pero no funciona, el destino será el mismo.

No hace falta que yo lo diga, pero un despropósito total, se mire por donde se mire, de una ley que está siendo destinada a proteger una industria --que no a los creadores-- queriendo seguir atados a un modelo de negocio anticuado, cuando sería mucho mejor para todas las partes tener una industria más moderna, donde los ciudadanos puedan acceder a los contenidos como se hacen en otros países. Que el usuario no quiere pagar simplemente porque si es una auténtica falacia, muchos pagamos por una cuenta premium en Spotify gustosamente, pagamos una VPN para poder conectarnos a Netflix, Hulu o hacemos uso del vídeo bajo demanda del que disponen algunas operadoras.

La gente usa esas herramientas porque son las mejores y porque en nuestro país no hay nada de dicha calidad, en lugar de quejarse y querer perpetuar un sistema anticuado hay que evolucionar. La industria tiene que modernizarse y ofrecerle a los ciudadanos un servicio de calidad y competitivo, capaz de poder luchar contra otras ofertas de otros países. Porque les guste o no (que seguramente no les gusta) Internet es global y si no les gusta lo que se le ofrece en su país, lo buscarán fuera. Internet no tiene barreras aunque muchos lo quieran.

Cread servicios y productos competitivos, que merezcan la pena y veamos que dicen los usuarios. Hasta entonces podrán seguir llamándonos a todos piratas aunque no lo seamos, pero el fondo de la cuestión más allá de ese será que si el sistema no funciona actualmente sucede porque la propia industria no hace los esfuerzos suficientes en la dirección correcta. Quedarse anclados en lo que se ha quedado obsoleto puede ser parecer mejor o lo más sencillo, pero a largo plazo es lo peor, ya que algo que está condenado a pasar a mejor vida lo terminará haciendo tarde o temprano.

Imagen: El Pais