Y no lo digo yo, sino el mismísimo Eric Schmidt que últimamente en cada aparición pública a la que comparece suele soltar unas declaraciones que suelen ser cuanto menos curiosas, atrás quedó el famoso 'si tienes algo que no quieres que la gente sepa quizá no deberías haberlo hecho en primer lugar', que de hecho desencadenó una aterrorizadora campaña antigoogle y la privacidad con un vídeo que se emitió en pleno Times Square. Lo último que ha dicho el CEO de Google no es tan extravagante pero sí es sin duda una afirmación sorprendente: en el 2012, dentro de sólo dos años, se venderán más smartphones que ordenadores.

Lo ha hecho dentro de su participación en el Techcrunch Disrupt y lejos de dejarlo ahí plantado ha argumentado su predicción con unos datos que resultan extremadamente curiosos. Por ejemplo, las búsquedas desde dispositivos Android se han triplicado en los 9 meses que llevamos de 2010, el negocio y las áreas de negocio relacionadas a partir del mercado móvil de Google se han duplicado en los últimos 12 meses y algunas páginas populares como YouTube reciben 160 millones de visitas diarias, repito, diarias, desde móviles.

Está claro que si compañías tan importantes como Google y como Apple están apostando de una manera tan fuerte en el mercado de los smartphones es porque tiene que haber muchísimo dinero y muchísimo futuro detrás. Es algo que cada vez en mi opinión empieza a perfilarse de una manera más nítida, el futuro inmediato de la tecnología pasa no únicamente por el concepto de smartphone entendido como teléfono móvil con más funciones de las comunes, algo a lo que en mi opinión Schmidt se ha ceñido demasiado, sino que también se extiende a otros mercados que no son propiamente el de los smartphones tal y como los entendemos sino también al reciente apartado de las tablets, como el iPad, el nuevo PlayBook de BlackBerry y el GalaxyTab de Samsung.

Los que de momento parece que se están quedando más atrás en la competición por ser los primeros en este nuevo filón tecnológico parece que son Nokia, Microsoft (aunque tendremos que ver cómo se desenvuelve con Windows Phone 7 en los próximos meses) y otras compañías que tradicionalmente habían sido pesos pesados dentro de la telefonía móvil pero que últimamente se han anquilosado y se están quedando atrás. Los que dominen la publicidad, en la que de momento dominan Google con AdMob y en menor medida Apple con iAd también son a mi parecer otros de los que tienen todas las papeletas para asegurarse un futuro de éxito. El tiempo lo dirá.

Foto: Technmarketing