Recordaréis que hace unos días se extendió como la pólvora por todo Internet la noticia de que Google y Verizon podrían estar a punto de cerrar un acuerdo que pondría en compromiso la neutralidad de la red al ofrecer un acceso prioritario a ciertos contenidos a cambio de pagar una pequeña tasa.

Al poco tiempo, y a través de Twitter, Google desmintió la información, que había sido difundida en primer lugar por el New York Times y en aquel momento pareció que la cosa se había quedado allí. Sin embargo esta tarde y casi por sopresa han publicado de manera conjunta un manifiesto, en la que tanto uno como otro, Google y Verizon, niegan toda acusación y muestran su compromiso con la neutralidad de la red y por un Internet abierto.

Fuera de EEUU nos pilla un poco más de refilón (aunque tiempo al tiempo) pero en realidad todo viene debido a que hace poco saltó la noticia de que la FCC (Federal Communications Comissions) no tiene en realidad **el poder legal para asegurar y garantizar una completa neutralidad en la red. A mí todo este tema me recuerda a las perlitas soltadas por el señor Alierta y a cómo muchas veces estamos supeditados a las grandes compañías y a las leyes que los distintos gobiernos decidan decretar en un momento dado. Puede que no haya sido hoy pero ¿continuará la red siguiendo libre, abierta y neutra para siempre? Eso espero.