A inicios de agosto escribía los cinco errores comunes de empresas en Facebook, al menos desde mi punto de vista. En el punto número cuatro explicaba:

Taggear fotos o notas donde no aparezco: Esta es nueva y de las más molestas: una empresa o alguien de un sitio web que me taggea en un documento donde no aparezco, solo para yo lo note o los visitantes a mi perfil lo vean en mi Wall. Eso es simplemente una nueva forma de spam.

De buenas a primeras puede sonar exagerado, pero justamente me pasó hoy con ONO (un proveedor de acceso a internet y TV por cable en España); se trata de una empresa que sin mi autorización está usando mi Wall (y el de muchos otros usuarios) para promocionarse. No se trata de una actividad social de una persona, se trata de una empresa que se está aprovechando de cómo funciona una red social para tratar de sacar visibilidad a costa de otros. Para que me entiendan mejor, en mi perfil, se ve así:

Y esa es la razón por la cual simplemente dejé de aceptar a perfiles de empresas que me piden autorización, porque en la mayoría de los casos lo usan para hacer esta especie de spam 2.0. A ONO los dejé pasar hace mucho tiempo, pero me queda claro que al igual que otras, simplemente voy a quitarlos de mi lista de amigos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.