Untitled

Hoy es uno de esos días extraños que marcan de una u otra manera la historia, hoy se ha decretado el fin de toda una era de las comunicaciones y la televisión y ni siquiera parece importar mucho. Réquiem por la televisión analógica. Desde las 12 de la noche del día de hoy todas las cadenas de televisión de Estados Unidos tienen que dejar de transmitir su señal de forma analógica y hacerlo completamente digital. Usemos un poco la imaginación: es algo cómo el día (que jamás existió) en el cual todos los LPs de todas las tiendas del mundo desaparecieron por arte de magia para dar paso a sus compañeros CDs que tenían unos meses rondando los estantes.

Resulta un poco extraño eso si el decretar la tecnología. Este "apagón" analógico ocurre por un decreto del gobierno de Estados Unidos para obligar a las cadenas de televisión a subirse al tren de la televisión digital de forma más rápida y determinante. Y bueno, también liberar todos esos canales analógicos y frecuencias para que sean usados de "mejor" forma.

Desde esta noche los televisores con antena dejarán de funcionar a menos que sus dueños hayan instalado un decodificador, tengan un televisor con sintonizador digital o tengan servicio de televisión por cable o satélite. Se estima que tres millones de hogares perderán el servicio de televisión por no estar preparados para el cambio. Lo que seguro no durará más de 3 días, por esa necesidad a muerte de los seres humanos de mirar su cajita feliz. No se si casualidad o no, pero se hace esto en medio del "apagón" de verano de las mejores series de TV de EE.UU. Menos mal no se les ocurrió hacerlo un día de Lost o Dexter.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.