Cuando veo cosas como estas no dejo de pensar en el futuro de las cosas en 100 años más. Es bastante probable que muchas de las películas de ciencia ficción sean superadas por la realidad, y aquello que pensábamos irrealizable se mire, como vemos hoy en día, el futuro de Buck Rogers, de las décadas pasadas: algo pasado de moda.

El video nos muestra una típica sala de hologramas o realidad virtual, usada para el descanso, aprendizaje o simple diversión, en su etapa prehistórica de desarrollo. Eso es lo que vemos en el video, el pasado de una idea del futuro y de la ciencia ficción.

La compañía EON Reality es quien desarrolla la tecnología posible para hacer realidad, de forma rudimentaria por ahora, el sueño de los escritores de Star Trek o los X-Men, por medio de la "inmersión en la realidad". La habitación tiene tres metros por cada lado, con proyectores que cuestan US$600.000 y dan ganas de ir a marearse un poco jugando a ser un avatar de Second Life en la vida real.

Enlace: Amazing 3D immersion technology | Vía: Microsiervos

👇 Más en Hipertextual