Y Google ganó otra vez la batalla a través de su navegador Chrome que fue el único que no pudo ser hackeado en el Pwn2Own, una competencia de seguridad. Hace algunos días les estuvimos contando que el IE8, Firefox y Safari todos fueron vulnerados.

Sorprendiendo, el único que quedó en pie y no logró ser vulnerado fue Chrome y esto fue lo que dijo Charlie Miller, uno de los expertos que estaban en el concurso, al respecto:

He identificado un bug en la seguridad del navegador de Google pero no pude explotarlo porque el sandboxing (en seguridad se trata del mecanismo para separar los programas que están corriendo) y la seguridad del sistema operativo juntos conforman un desafío formidable.

Y así fue como Chrome, el navegador más nuevo de los testeados fue el que logró evadir a los hackers que concursaron en el Pwn2Own.