La tecnología que veíamos usadas en películas de muy alto presupuesto están llegando a las manos de los consumidores a precios accesible cada vez más rápido. Hace unos años era imposible pensar que cualquier persona podía comprar una cámara que le permita grabar a muy alta velocidad para lograr tomas en súper cámara lenta, pero Casio está vendiendo por 999 dólares una cámara que lo permite.

La EX-F1, como bien explica Mauro Fuentes, va a dar mucho que hablar, puede grabar video a 1200 fps (cuadros por segundo) aunque a una resolución ridícula pero a 300 cuadros por segundo con calidad mucho más decente se pueden hacer cosas interesantes en video.