Esta será la noticia de la semana o tal vez del mes, es Viacom (dueño de cadenas como MTV y el estudio DreamWorks) tomó la decisión de llevar a tribunales estadounidenses el problema que tiene con YouTube al asegurar que aún es posible ver más de 160,000 clips de su propiedad y demandarlos por mil millones de dólares sin darse cuenta que justamente eso es una difusión sin precendentes de sus trabajos y que al quitarlo lo único que hacen es dispararse en el pie

Viacom acusa a YouTube y al buscador de "violacion masiva e internacional del copyright", y además de la compensación pide que se adopten las medidas necesarias para que cese en su actitud, según explica en un comunicado.

Viacom asegura que más de 160,000 clips de YouTube contienen materiales de su propiedad, y que se han visto ya más de 1.500 millones de veces. Sus peticiones para que estos vídeos fueran retirados se remontan a octubre de 2006, cuando exigió que se eliminaran del portal vídeos procedentes del canal Comedy Central.

Algunos decían que Google salvaría a YouTube de un infierno de demandas por parte de televisoras y estudios, en cierta forma es cierto pero en cierta forma Google parece haber comprado un problema y no algo que los beneficie, al menos no al corto plazo ni del punto de vista económico o legal. Veremos como manejan todo esto.