La mayor parte de las innovaciones científicas y artísticas se realizan en las ciudades. La razón obvia es que los humanos somos animales sociales. Cuando un grupo de personas poseen química y sus interacciones son harmoniosas, el potencial creativo resultante es infinito.

El cine es un arte en que este hecho toma especial relevancia. Un director no puede hacer una película de calidad por si solo. Necesita actores, productores, técnicos, inversores, extras, etc. A diferencias de otras formas de expresión, el artista no depende solo de su capacidad creativa individual, sino que la obra se nutre de las interacciones colaborativas entre todos los miembros del equipo.

Para alguien que aspire realizar películas algún día, escuchar a los genios más destacados del ámbito conversar entre ellos, compartiendo anécdotas y dándose consejos es un regalo especialmente útil. Cada año The Hollywood Reporter realiza una serie de reuniones de este tipo; pero están limitadas por los nominados a los premios más importantes y a veces parecen ser demasiado formales y planeadas.

Aunque sí es cierto que cuando mis amigos y yo nos reunimos pausamos la conversación de vez en cuando para unas fotos grupales cool.

Quentin Tarantino, uno de los cineastas más destacados de nuestra época, y Edgar Wright, director de Scott Pilgrim vs The World y la "Trilogía del Cornetto", resultan ser buenos amigos, para fortuna de todos nosotros. Ambos son responsables por realizar las mejores películas del siglo XXI.

Encontrar el audio que escucharán a continuación ha sido una agradable sorpresa para mí. Jamás me había tropezado con una grabación tan interesante acerca de cine. Es claro que el conocimiento cinematográfico de Quentin Tarantino y Edgar Wright es enorme, por esto es particularmente entretenido escucharlos hablar de sus mejores películas y, al mismo tiempo, comentar Hot Fuzz, la excelente cinta intermedia de la "Trilogía del Cornetto", protagonizada por Simon Pegg y Nick Frost. Disfruten.