En Bitelia ya hemos hablado en otras ocasiones de aplicaciones que integran las notificaciones de nuestro teléfono Android en escritorios Linux, como lo hacen Linconnect o PushBullet Indicator por ejemplo. Esta vez me gustaría hablar de una de esas aplicaciones que llegan para quedarse en nuestro repertorio de herramientas útiles. KDE Connect no solo integra las notificaciones de Android en nuestro entorno de escritorio KDE, si no que nos ofrece varias funciones extra muy interesantes.

Funciones de KDE Connect

kde-connect

KDE Connect nos proporciona varias funciones para integrar Android con nuestro escritorio KDE:

  • Comparte archivos y URLs a tu escritorio KDE desde cualquier app, sin cables.
  • Emulación de panel táctil: usa la pantalla de tu teléfono como si fuera el panel táctil de tu PC.
  • Sincronización de notificaciones (4.3+): Lee las notificaciones de Android desde tu escritorio, además les puedes dar un sonido personalizado.
  • Portapapeles compartido: copia y pega texto entre tu teléfono y PC.
  • Control remoto multimedia: usa tu teléfono como un mando para controlar reproductores multimedia Linux.
  • Conexión WiFi: no requiere de cables ni de bluetooth.
  • Cifrado RSA: tu información está a salvo.

Cómo instalar KDE Connect

kde-connect

KDE connect es una aplicación de código abierto, requiere tener instalado KDE connect en nuestro escritorio KDE para poder funcionar. Veamos cómo instalar para diferentes distribuciones:

Para Kubuntu 13.10 o versiones más recientes:

$ sudo apt-get install kdeconnect-kde qt5-default qdbus-qt5

Para Archlinux:

$ sudo pacman -S kdeconnect

También debemos instalar la aplicación para Android, la cual, la podremos encontrar en este enlace. Al abrirla reconoce automáticamente el PC y si clicamos el nombre de nuestro equipo nos dará la opción de emparejarlos. Aparecerá una notificación en nuestro escritorio y solo tendremos que darle al botón de aceptar.

kde-connect

Una vez aceptado, si queremos que las notificaciones se reflejen como notificaciones en nuestro escritorio, debemos entrar a la configuración de las notificaciones de Android en nuestro teléfono y darle permiso a KDE connect para que pueda reflejarlas. En el menú de KDE connect de nuestro teléfono podremos seleccionar las funciones que queremos usar, por defecto vienen todas marcadas.

La experiencia de usuario en KDE no para de mejorar

kde-connect

Integrar nuestro teléfono y PC como lo hace KDE connect es de admiración. Es una simple aplicación que permite una experiencia de usuario magnífica, es como si nuestro teléfono y KDE hablasen el mismo idioma, sin para ello tener que valernos de extrañas configuraciones. Cuando compartimos una página web de nuestro teléfono al PC, se abre automáticamente nuestro navegador y abre dicho enlace, sin que tengamos que aceptar peticiones ni hacer nada más. Compartir el portapapeles no podría ser más sencillo, si copiamos algo en un lado se refleja automáticamente en el otro, la integración es sencilla y muy útil. Poder usar el teléfono como mando a distancia tanto para controlar el PC, como para reproducir nuestros vídeos o música es una característica fantástica.

Los desarrolladores de esta magnífica aplicación para nuestro KDE pueden estar orgullosos con el trabajo que han hecho. Pero no todo van a ser halagos para KDE connect, ya que echo en falta la función de poder silenciar las notificaciones por aplicación. Por ejemplo, si estoy hablando por Telegram en mi PC no quiero que se reflejen las notificaciones que me llegan al móvil.

kde-connect

El rumbo que está tomando KDE es el camino correcto a seguir. La idea de hacer aplicaciones que a priori parezcan simples pero que sean poderosas (con funciones para power users) cuando lo necesitemos es perfectamente válida. KDE es un entorno de escritorio que ya lleva sus años mejorándose con cada versión y eso se nota, tanto para usar el escritorio, como en la comunidad que desarrolla aplicaciones tan fantásticas como KDE connect. La experiencia de usuario no para de mejorar y me atrevería a decir que KDE se ha ganado el derecho a ser uno de los escritorios de referencia para todo usuario de Linux.