Debian lo empezó todo, Ubuntu dio a conocer Linux a todo el mundo y, en pocos años, las clasificaciones de distribuciones Linux han cambiado con nombres que no existían cinco o diez años atrás. Los clásicos siguen ahí, como Ubuntu, Debian, Fedora y OpenSUSE, pero cada vez destacan más otras distribuciones Linux como Manjaro, Mint o Elementary, que encabezan rankings de referencia como DistroWatch.

No hay una receta que garantice el éxito de una distribución Linux. Que esté basada en Ubuntu puede ayudar, pero las hay basadas en Arch, un Linux que siempre ha tenido fama de no estar al alcance del usuario medio. Especializarse en una tarea concreta, ser útil para todo o tener versión para todas las arquitecturas posible son algunas claves.

Veamos algunas de las distribuciones Linux menos conocidas y que poco a poco se están situando entre las más populares. Si todavía no has oído hablar de ellas, pronto lo harás. Además, puedes probarlas gratis y ver si te interesa instalarla en tu ordenador.

Pop!_OS

Empezamos con Pop!_OS, un sistema operativo Linux que tiene detrás una empresa que monta y vende ordenadores, System76. Su software elegido es Pop!_OS, basado en Ubuntu Linux. Y está instalado en sus portátiles, sobremesa, miniordenadores y servidores.

En palabras de sus creadores, este sistema operativo está pensado para profesionales creativos y STEM, acrónimo muy de moda y que amalgama Science (Ciencia), Technology (Tecnología), Engineering (Ingeniería) y Mathematics (Matemáticas). Vamos, que toca todos los palos posibles.

Aunque una de las particularidades de Pop!_OS es que viene preinstalado en las computadoras de System76, como buen Linux puedes instalarlo en tu propio ordenador. Inspirado por el minimalismo, viene preparado para trabajar, divertirte y jugar. Seguramente por eso esté en los primeros puestos de distribuciones Linux más descargadas.

EndeavourOS

Decía en la introducción que algunos Linux como Arch han tenido siempre fama de ser poco amables con el usuario medio. Sin embargo, eso queda olvidado gracias a Linux como EndeavourOS, unna distribuciónn basada en Arch y que sustituye un proyecto anterior, Antergos.

Sus características más destacadas: fácil de instalar, configurado de serie para funcionar el primer día, escritorio minimalista para equipos modestos y un buen catálogo de software. Sin embargo, puedes elegir entre otros muchos escritorios (Mate, Cinnamon, Gnome, Plasma, Budgie…) y tiene versión tanto para procesadores x86/64 como ARM.

Otra de las bazas de EndeavourOS es el apoyo de su comunidad, con foro propio y con espacios de diálogo y consulta en Telegram y Reddit. Eso y la ayuda disponible en su página oficial en forma de artículos y tutoriales. Con todo, no te costará mucho tiempo hacerte con este Linux.

Garuda Linux

También basada en Arch, Garuda Linux hace fácil lo difícil gracias a su instalador gráfico, el mismo de EndeavourOS, con el sugerente nombre en español “Calamares”. Además, destaca por su cuidado aspecto gráfico y por su caja de herramientas para personalizar hardware y software.

Para empezar, puedes elegir entre varios escritorios e idiomas. A partir de ahí, te toparás con utilidades tan prácticas como Timeshift, que permite hacer copias de seguridad en forma de capturas o snapshots. Y para que todo vaya como la seda, su sistema de archivos por defecto es BTRFS, sustituto del más extendido EXT4.

Garuda Linux tiene asistentes para todo. Incluso uno que te ayudará a instalar juegos y emuladores para pasar horas y horas jugando.

KDE neon

A la eterna lucha entre KDE y GNOME se unieron otros muchos. Hoy, hay decenas de escritorios distintos a elegir en Linux. De ahí que distribuciones como Ubuntu cuenten con distintos sabores en función del escritorio instalado.

KDE neon es la respuesta a quienes quieren probar el escritorio KDE y todo su software propio en un Linux independiente. Y es que de KDE han surgido aplicaciones tan populares en Linux como Calligra, digiKam, Kdenlive, KMPlayer, Krita, Konqueror, KTorrent u Okular.

El proyecto ya lleva varios años entre nosotros, pero en los últimos años ha recibido un mayor apoyo y se ha convertido en una buena alternativa a Ubuntu y demás Linux. También gracias a su disponibilidad. Cuenta con varias versiones, según seas un usuario medio, un desarrollador o simplemente quieras probar su software más reciente. Puedes probar KDE neon sin instalarlo, desde un disco óptico o desde una memoria USB.

Solus

Terminamos esta breve selección con Solus, un Linux creado desde cero y que parte de un gestor de paquetes, PiSi Package Manager. El resultado es un sistema operativo para todo el mundo. Minimalista, fácil de usar, repleto de software para todo tipo de tareas y con varios escritorios a elegir.

Solus está pensado para satisfacer las necesidades de usuarios domésticos, oficinas y desarrolladores. Para cada uno, las herramientas que necesitará en su día a día. O como dice su lema, “un sistema operativo moderno para potenciar tus necesidades diarias”.