Poco puedo decir de Ubuntu que no sepamos ya. Se trata de una de las distribuciones Linux más populares y detrás tiene a Canonical, una empresa que hoy en día ofrece servicios y productos a empresas y particulares basados en la nube y, en especial, en Linux y el software libre. Entre otras cosas, Ubuntu ha logrado inspirar a desarrolladores de todo el mundo a crear sus propios Linux. Y algunos han conseguido más popularidad.

Con anterioridad hice un repaso a las distribuciones Linux directamente ligadas a Ubuntu. Y es que durante un tiempo, Canonical apoyó la creaciones de variaciones de Ubuntu que cambiaban en pequeños detalles, como su escritorio por defecto o su propósito. Algunas de ellas siguen en activo. Otras han caído en el olvido.

Pero al igual que otras grandes distribuciones como Debian o Slackware, Ubuntu ha servido de base a otros Linux que han sabido labrarse una reputación y que, en algunos casos, se ha independizado completamente de su base Ubuntu. Veamos los ejemplos más populares en la actualidad.

Linux Mint

Lo que empezó como una alternativa a Ubuntu se convirtió durante años en la distribución más descargada, incluso por encima de la propia Ubuntu. Linux Mint es hoy en día un proyecto maduro que ofrece tres versiones diferentes en función del escritorio que quieras por defecto, Cinnamon, MATE o XFCE. Además, también ha decidido lanzar una versión basada en Debian en vez de en Ubuntu.

Linux Mint es un sistema operativo para uso genérico. Con su propio tema de escritorio y una buena selección de software (más de 30.000 paquetes) para cubrir todos los frentes, es fácil de usar y de instalar, por lo que cualquiera puede usarlo, estés o no habituado a Linux. Como dicen sus responsables, “It works out of the box”. Es decir, que una vez instalado ya funciona sin que tengas que configurar nada.

Además de su vertiente linuxera, con el tiempo ha ampliado su catálogo con hardware. En la actualidad puedes comprar servidores, computadoras, portátiles y miniordenadores que traen instalado Linux Mint por defecto.

Pop!_OS

Otro proyecto basado en Ubuntu es Pop!_OS. En esta ocasión, se trata del modelo contrario al de Linux Mint. La idea inicial era montar y vender computadoras. El software era algo inevitable. Y como querían incluir software libre, Linux era la mejor opción, y Ubuntu, una más fácil de implementar.

Así que System76, la empresa responsable de mantener Pop!_Os, vende portátiles, ordenadores de sobremesa, servidores y miniordenadores con su propio sistema operativo dentro. Un Linux basado en Ubuntu pensado para satisfacer las necesidades de usuarios profesionales y domésticos.

Respecto a Pop!_OS en sí, cubre todos los frentes. Por defecto, es un sistema operativo genérico preparado para funcionar desde el primer momento. Y su catálogo de software está pensado para cualquier tarea. A partir de ahí ofrece funciones avanzadas como el cifrado de todo el sistema, optimización de hardware, software específico para gamers, etc.

elementary OS

Su frase de presentación lo dice todo: “El substituto de Windows y macOS rápido, de código abierto y respetuoso con la privacidad”. La frase valdría para cualquier Linux, pero en elementary OS se cumple con creces.

Inspirado en Ubuntu, este Linux llama la atención desde el primer vistazo. Sus creadores se han esperado en diseñar un escritorio atractivo visualmente y que nos recuerda a macOS. Tanto en aspecto como en funcionamiento. Además, su tienda de aplicaciones cubre la mayoría de necesidades que puedas tener.

Pensado para un uso genérico, más doméstico que profesional, elementary OS es una de las mejores recomendaciones si vas a pasarte a Linux y no quieres demasiados cambios ni complicaciones.

KDE neon

Uno de los elementos clave al crear un sistema operativo es el escritorio. Y esto cobra más importancia en Linux. El entorno de escritorio va más allá de lo que ves cuando enciendes el ordenador. Incluye aplicaciones, procesos y otros elementos gráficos o de funcionamiento que dan vida al sistema operativo.

Entre los entornos de escritorio, los dos grandes durante años fueron GNOME y KDE. Todavía lo son, pero la competencia es feroz. Precisamente, los responsables de KDE decidieron lanzar su propio Linux para enseñar lo mejor de su escritorio: KDE neon.

El propósito de KDE neon es ofrecer un sistema operativo Linux totalmente funcional y, al mismo tiempo, dar a conocer KDE en un entorno oficial y original. La idea ha funcionado, ya que este Linux está entre los más descargados.

Además del escritorio KDE y de las bondades de Ubuntu, esta distribución Linux cuenta con todo el catálogo de aplicaciones de KDE listas para instalar. Un catálogo que cuenta con apps populares como digiKam, krita, Okular, ChoqoK, Kopete, Konqueror, AudioTube, Dragon Player o Kaffeine. Aquí puedes consultar la lista entera.

Zorin OS

Con una carta de presentación similar a la de elementary OS, Zorin OS quiere ser una alternativa a Windows y macOS enfacada en la rapidez, seguridad y privacidad. El resultado es un sistema operativo genérico y multipropósito.

Disponible en varias versiones, podemos instalarlo en equipos viejos para darles una segunda vida o exprimir un PC nuevo para jugar o realizar tareas multimedia o profesionales. Incluso cuenta con una versión para educación e investigación científica.

Aunque no montan ordenadores, los responsables de Zorin OS han llegado a acuerdos con varios fabricantes para ser el sistema operativo por defecto de portátiles, ordenadores de sobremesa y miniordenadores compactos.