El consejo de BlackBerry ha convocado un comité para analizar las distintas posibilidades que tiene la compañía para salir adelante y recuperarse de las pérdidas operativas en las que entró unos meses antes de reinventarse con BlackBerry 10. BlackBerry ha anunciado que busca alternativas, entre las que se encuentra la venta de la compañía, así como otras estrategias en forma de alianzas o nuevos grandes acuerdos, como pudiera ser el que unió en febrero de 2011 a Microsoft y Nokia y salvó de la debacle al fabricante finlandés. Así lo ha comunicado CNBC, quien todavía no ha dado más detalles de este anuncio de BlackBerry que no nos pilla tan de sorpresa como nos gustaría. Si está BlackBerry en venta es algo que no se puede decir con rotundidad, pero su mensajes deja claro que anda a la busca de compradores o inversores.

Los rumores apuntan a dos posibles compradores: Lenovo y HPEstas son las opciones que baraja BlackBerry para recuperarse de la fuerte crisis que padeció desde 2011, lo que le llevó a entrar en pérdidas operativas. Aunque BlackBerry 10 y los terminales que llegaron con él parecían alternativas bastante sólidas, con el paso de los meses (un semestre entero) vemos que, de momento, no funcionan tan bien como deberían para enderezar el rumbo de la compañía. En este momento hay que mirar atrás, concretamente hasta marzo, cuando se hablaba de la posibilidad de que Lenovo comprara BlackBerry, así que habría que contemplar esa opción como vía de escape para la antigua RIM. O quizás en forma de partners con acuerdos superiores. Uno de los últimos rumores tras conocerse este anuncio es el posible interés de HP si finalmente llega el escenario de BlackBerry en venta.

Por desgracia para BlackBerry, este movimiento refleja debilidad y la necesidad de encontrar alianzas para evitar que su situación empeore. O directamente, poner BlackBerry en venta. Esta historia nos hace pensar inevitablemente en la Nokia de finales de 2010, herida de muerte, con caídas del 90 % en un sólo año, y buscando a la desesperada una forma de reinventarse. Había desarrollado MeeGo para ello, pero zancadillas internas evitaron su crecimiento. Y ya sabemos cómo acabó la historia, con Microsoft inyectando capital salvador en las arcas de Nokia a cambio de instalar en sus terminales Windows Phone. Veremos cómo termina esta historia, que tristemente pinta mal para BlackBerry.