Microsoft cuenta con una enorme, realmente enorme cantidad de usuarios en el mundo de los ordenadores. Sus acuerdos con los diferentes fabricantes son impecables y aseguran que, al menos 9 de cada 10 ordenadores nuevos de estas marcas llevarán el sistema operativo Windows en su haber, sin contar a Apple, por supuesto. Cuando tienes un público tan grande puedes darte el lujo de arriesgarte, y Windows 8 es esto, la nueva apuesta del gigante de Redmond para intentar revolucionar el mundo de los ordenadores portátiles y de escritorio, además de una importante apuesta en el mercado móvil. Sin embargo, ¿qué tan bien le ha salido esta estrategia a Microsoft?

Sinofsky-Windows-Microsoft

Las ventas del sistema operativo Windows 8 no son lo que esperaban. La gran mayoría de las personas que usan esta plataforma han llegado a ella simplemente por comprar un computador nuevo, que lo lleva preinstalado. Muy pocos son los casos de personas que han actualizado a la reciente versión incluso cuando Microsoft ha hecho de todo para ver esto suceder.

¿Por qué el nuevo Windows no termina de convencer al público? El problema, para muchos, comienza en su nueva interfaz de usuario. La anteriormente conocida como Metro UI, que luego pasó a llamarse Modern UI, ha sido el talón de Aquiles, la flecha en la rodilla del nuevo sistema operativo. El público tradicional sencillamente no la entiende.

Debemos pensar que el conocido Botón Inicio está presente en Windows desde hace demasiado tiempo como para sencillamente deshacernos de él en una sentada. En lo personal he hecho la prueba, soy un feliz usuario de Windows 8 (ya que a mi sí me agrada Modern UI, por increíble que pueda parecer a algunos) pero he puesto mi ordenador frente a muchos de mis amigos, en la pantalla de la nueva interfaz, el nuevo «Inicio», y les he puesto como reto algunas tareas tan sencillas como «abre y cierra Internet Explorer» o «Apaga el ordenador», para encontrarlos literalmente sufriendo sin saber qué hacer.

Windows 8 tiene ya bastante tiempo en el mercado, superando los 7 meses, pero la mayoría del público simplemente no lo entiende. Como comentario vergonzoso confieso que me enteré hace una semana que Paint seguía incluido en el sistema operativo. Luego de cinco meses usando Windows 8 al no ver el programa por ningún lugar, ni siquiera en la ventana extendida de aplicaciones, estaba seguro que había desaparecido. Esto, sencillamente, no puede suceder. Las UI deben ser sencillas y comprensibles tanto para los usuarios experimentados como para los early adopters.

Sony VAIO E 14P Experiencia Windows

Honestamente, respeto y entiendo las intenciones de Microsoft de dar un paso más allá de lo tradicional, hasta el punto de querer cambiarnos la manera en la que interactuamos con nuestro computador desde hace casi dos décadas. Pero los cambios en Windows 8 han sido excesivos y bruscos, por lo que muy pocas personas se han visto tentadas a actualizar, o han probado y han vuelto a Windows 7 por detalles tan simples como que en el nuevo sistema operativo ha desaparecido el gestor de conexiones inalámbricas. Simplemente se ha ido, y en el caso de un computador portátil es una opción que se extraña, y mucho.

Según nuevos datos filtrados de lo que sería la próxima versión del sistema operativo, llamado hasta ahora Windows 8.1, Microsoft parece haber escuchado al público e integraría de vuelta ese Botón Inicio que tantos extrañan. Tal vez en Redmond se han dado cuenta que, al menos sin una pantalla táctil, la nueva interfaz no es tan cómoda como pensaban.

Otro punto muy importante relacionado a que Windows 8 realmente no ha vendido lo esperado es el hecho de que en el modo Escritorio no ha traído nada nuevo, más que la falta del bendito botón que ya he mencionado. Todas las novedades se centran en Modern UI, pero si nos mantenemos en el modo escritorio que todavía, a nivel profesional, es el que realmente nos es útil, ¿qué de atractivo tiene Windows 8 como para actualizar desde Windows 7?

macbook pro con windows 8

No dudo de que la estrategia de Microsoft es a largo plazo, y verá sus nuevos resultados. La primera vez que vi esta interfaz fue en una Xbox 360 y quedé realmente encantado, maravillado. Entiendo que los planes de la compañía se centran en unificar la experiencia de uso entre tabletas, su consola y smartphones Windows Phone, una idea maravillosa pero que en el ámbito del escritorio aún no es práctica, y ahí está una de las grandes razones por las que Windows 8 ha tenido un lento despegue, sumado claro está, a la renuncia de las personas en actualizar su sistema operativo (tanto así que aún existen muchísimos usuarios de Windows XP).

Ciertamente espero que en Windows 8.1 (o Windows Blue) integren algunas funcionalidades para facilitar el uso de la plataforma, y que vuelva a ser tan intuitivo como lo fue hasta Windows 7.