Acabamos de empezar 2013 y la navegación por pestañas no es solo una realidad, sino algo habitual. De hecho encontrarnos un navegador sin pestañas -tal vez interno, de alguna aplicación- puede resultar incluso confuso, y nos damos cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas desde que apareció Firefox.

Hoy en día es habitual consultar varias páginas a la vez, y estoy seguro de que ahora mismo disfrutáis de ester artículo a la vez que de otros contenidos y aplicaciones como vuestro cliente de correo web, o vuestro lector de feeds. Y es que en ocasiones puede ser muy útil tener varias pestañas abiertas, no sólo para consultar rápidamente contenidos sino porque las mismas pueden mostrar notificaciones o información a través de su título. Por eso hoy, gracias a un artículo publicado en ghacks, quiero contaros por qué puede ser sumamente útil la recarga automática de pestañas.

Si bien es cierto que Tweetdeck o Gmail (amen de otras muchas aplicaciones) tienen mecanismos que permiten al navegador mostrarnos información sin que se precise nuestra intervención, muchas veces debemos recurrir a recargas para actualizar el contenido de las páginas que consultamos. Por eso puede ser muy útil ver que complementos nos permiten hacerlo de manera automática en los diferentes navegadores:

  • Google Chrome. Auto-Reload es la extensión que necesitáis para olvidaros de recargar manualmente las pestañas seleccionadas. La diferencia con respecto al resto de las que siguen en la lista es que cuenta con una opción para recargar por intervalos aleatorios.

  • Mozilla Firefox. Simple y efectiva, Tab Auto Reload nos permite recargar páginas en las pestañas con el mero gesto de seleccionar un intervalo de tiempo en el menú contextual de la pestaña.

  • Internet Explorer. En el navegador de Microsoft debemos recurrir a Auto Refresher, un complemento que nos permite recargar la página configurada cada X segundos o minutos, e incluso programar un intervalo personalizado.

  • Opera. El último de la lista pero no por ello el peor, en Opera es más fácil que en ninguno programar las recargas. De hecho no necesitamos ningún complemento, y basta con hacer clic derecho sobre el sitio que estemos visitando para acceder al menú contextual y allí a reload every, un sub-menú que nos permite elegir varios intervalos de tiempo para recargarla página.