La Samsung Smart TV ES8000 es una televisión de 46 pulgadas ultrafina con un montón de posibilidades. Destacan el control por voz y gestos dando lugar a una interacción mucho más cercana, su conexión a la red permite acceder a contenidos almacenados en Internet gracias al navegador que trae de serie así como disfrutar de distintos servicios que ofrecen las aplicaciones de Samsung Apps. El 3D es una de sus grandes bazas también llevando así la experiencia visual a otra dimensión. Además, permite la multitarea gracias a sus dos núcleos. A continuación pasemos a analizarla.

Primer contacto

Esta Samsung Smart TV tiene una pantalla de 46 pulgadas rodeada por un marco metálico donde los bordes son enanos dando así la sensación de que es mucho más grande. Presenta un aspecto muy moderno y a la vez delicado. Al montar la pantalla sobre la peana, esta encaja perfectamente pero da una sensación de fragilidad debido a los enganches de plástico que posee. Si la tocamos, se tambalea un poco y da cierto miedo al principio. Sin embargo, cuando ya la dejamos en la mesa, se queda fija y no hay nada que temer.

En el marco de arriba, en la parte central, sobresale una cámara que permite realizar videoconferencias a través de Skype o simplemente sacar fotos a toda la familia en el salón. Su calidad en condiciones de poca luz es bastante mala, algo normal ya que Samsung ha preferido centrarse en otras funciones.

Como curiosidad, en la parte central del marco de abajo aparece el logo de Samsung iluminado cuanto la tele está encendida. Lo realmente destacable es que ese saliente es perfectamente simétrico al de la cámara que está justo arriba. Puede que a primera vista no se vea mucho pero la verdad es que han cuidado mucho sus líneas de diseño y han hecho todo lo posible para que el producto entre también por los ojos.

Imagen

Cuando una persona quiere comprar un televisor nuevo una de las partes fundamentales es la calidad de la pantalla. Y esta es sencillamente impresionante. Ofrece unos colores muy vivos y un gran contraste además de unos detalles muy nítidos gracias a la tecnología Micro-Dimming que incorpora. Por otra parte, el panel LED reduce los reflejos y hasta puede absorber la lux externa. De hecho, escanea el entorno para aclarar o oscurecer la imagen.

El 3D juega un papel muy importante. Podemos disfrutar de contenido 3D gracias a las gafas activas (vienen dos pares de serie) y de un efecto de sonido 3D para obtener una experiencia total. También trae de serie de convertir de 2D a 3D. Sin embargo, al ser algo convertido falla mucho, vemos todo borroso y finalmente acabamos volviendo al modo normal. ¿Quién quiere ver las noticias en 3D?

Interacción

Nosotros siempre hemos conocido las teles con mandos convencionales y esta Smart TV de Samsung va un paso más allá. Permite interactuar con la tele mediante voz y gestos.

El reconocimiento de la voz es sencillamente increíble. Cuando pulsamos el botón del micrófono en el mando aparecen en la parte baja del televisor todas las opciones que tenemos disponibles en burbujas de texto. Funciona perfectamente, incluso cuando hay música de fondo en la sala. Algo que me llama mucho la atención es que no hay que configurarlo exactamente para tu voz. Ya sé que la mayoría de los dispositivos de ahora reconocen la voz de cualquier persona pero hasta hace poco tiempo había que seguir un proceso de configuración para que nos la detectara.

Una gran novedad con respecto a modelos anteriores es el reconocimiento facial. En las Smart TV de Samsung todos los usuarios tienen la posibilidad de crear su propia cuenta. Antes había que meter una contraseña para acceder a ella pero eso pasó a la historia. Al principio al registrar nuestra cuenta la tele nos tomará una foto para que posteriormente podamos entrar gracias a un reconocimiento facial. Aunque esto suene muy moderno también tiene sus fallos dado que no nos detectará si estamos viendo la tele en la oscuridad.

Conectividad

La Samsung Smart TV ha sido concebida para sacar el máximo partido a la red. Se puede conectar a través de WiFi o cable Ethernet. Si deseamos navegar por Internet disponemos de un navegador web que viene de serie. Si lo preferimos podemos entrar a las aplicaciones de Samsung y descargar las que más nos gusten.

Por supuesto, AllShare Play también viene incluído y permite compartir contenido como por ejemplo vídeos o fotos desde dispositivos compatibles. Mi Samsung Galaxy trae la aplicación instalada por defecto y funciona correctamente. Es algo muy útil, sobre todo cuando queremos mostrar algo rápidamente a mucha gente sin tener que volcar el contenido en un disco duro o pendrive para posteriormente conectarlo a la televisión.

Además, gracias al micrófono y cámara que vienen de serie es posible mantener videollamadas a través de Skype sin movernos del sofa con total comodidad. La televisión está evolucionando. Antes estaban concebidas para consumir contenido pero cada vez más para producir o consultarlo a nuestro gusto. Podemos leer noticias, consultar vídeos de Youtube o hasta darnos una vuelta por los mapas de Google.

Conclusiones

8/10

Samsung ha vuelto a redefinir el concepto de televisión con su Smart TV ES8000. Posee un diseño exquisito con unos acabados metálicos dándole un aire premium, lista para destacar en cualquier salón. Sin embargo, podrían mejorar un poco los enganches de la peana. Son de plástico y, al principio, da la impresión de que no van a ser capaces de soportar el peso.

Si en algo destaca esta pantalla es en la imagen. Es de gran calidad, los colores son muy vibrantes y reales a la vez. Además, la nitidez es increíble. Por otra parte, el 3D es otro de sus puntos fuertes, eso si, dejando de lado la funcionalidad que permite convertir de 2D a 3D ya que todavía no da muy buenos resultados.

La conectividad juega un papel muy importante también ya que lleva la experiencia a otra dimensión. Con la conexión a la red se abre un mundo de posibilidades a nuestra disposición. Ya no estamos restringidos a ver solamente lo que emiten las cadenas, ahora tenemos mucho más para explorar.

La interacción con la tele me ha gustado porque han conseguido que esa experiencia sea mucho más cercana que la teníamos antes con un mando. Que reconozca nuestra voz, nuestros gestos y nuestra cara es un punto a favor.

Finalmente, la televisión Samsung Smart TV ES8000 es un producto de gran calidad, aunque tenga algunos detalles pendientes de mejorar, con un diseño precioso y unos avances impresionantes que hacen que la sintamos mucho más cercana.