Las llamadas profesiones del futuro, que no son otras que las del presente, promovidas principalmente por la popularización de la informática y el gran avance que eso supone, hace que muchos de nosotros dependa en gran parte de Internet para desempeñar su trabajo.

Cloud

Además, una de las ventajas de éste es que muchas veces uno puede trabajar desde casa, sin tener que desplazarse hasta una oficina, o incluso permitirse el lujo de viajar de vacaciones y seguir cumpliendo con sus obligaciones laborales gracias a un terminal informático personal que puede estar a miles de kilómetros del cuartel general.

Sin embargo no todo son ventajas, y aunque el terminal sea nuestro, podemos depender de factores externos que pueden interferir en nuestro trabajo. EL primero de ellos puede ser una pérdida de conectividad debido a que no tengamos conexión Wi-Fi o a que nuestra conexión de datos se vea limitada debido a los altos costes de la misma en territorios extranjeros.

A continuación, trataré de dar algunos consejos de cara a poder trabajar en el periodo vacacional, utilizando nuestra propia conexión de datos 3g u otras externas. Decir, por supuesto, que todo lo dicho aquí se puede aplicar también para conectarnos por puro ocio, y es que los fines que le vayamos dar a la conexión son sólo nuestros.

Wi-Fi Hotspot

free_wi_fi_spot

El primer punto que debemos mirar es la conexión a Internet, y para ello lo que más conviene es poder acceder a una conexión Wi-Fi en el lugar donde nos alojamos. Si estamos en un hotel, por ejemplo, seguramente éste disponga de un hotspot, gratuito o de pago, al que podremos conectarnos para acceder a Internet, y de ahí a nuestro trabajo.

Bastará con preguntar en el hotel y seguramente se nos proporcione una contraseña. Atención, porque al tratarse de una red pública todo lo que enviemos podría ser esnifado, por lo que dependiendo de los datos a los que vayamos a acceder querremos pensárnoslo dos veces. Afortunadamente hay algunos trucos como veremos a continuación.

Seguridad

El año pasado, por estas fechas -vacacionales en España entre otros territorios-, dimos una serie de consejos tecnológicos muy a tener cuenta en el caso que nos comete.

Lo primero, aplicado al punto anterior, sería averiguar el tipo de seguridad que nos ofrece la conexión que nos proporciona el hotel. En la mayoría de los casos, desafortunadamente, esta será nula o practicamente nula, por lo que lo ideal será que accedamos a nuestros servicios de manera cifrada.

A día de hoy la popularización de los hotspots Wi-Fi ha hecho que la mayoría de servicios ofrezcan cifrado SSL, por lo que si alguien está escuchando al otro lado, no podrá obtener nuestras credenciales de manera directa. Hay que asegurarse, por tanto, de activar la conexión segura en todos los servicios sensibles que vayamos a utilizar, y es muy recomendable echarle un ojo a alguna de las aplicaciones y servicios que hemos recomendado respecto a SSL.

Wi-Fi desde 3g

android-2.2-froyo-hotspot

¿No hay conexión Wi-Fi en el hotel? ¿Donde has viajado, al pasado? Bueno, tranquilo, no todo está perdido. Si desempeñas tu trabajo a través de Internet, seguramente dispongas de una conexión 3g, aunque esta sea personal.

Está claro que trabajar a través de un smartphone o una tablet puede no ser tan productivo como hacerlo desde un netbook o similares, por lo que utilizar un hotspot propio puede ser la solución ideal en estos casos.

Ya utilices Android, iOS u otro sistema, seguramente el mismo incluya opción de crear un Wi-Fi Hotspot, es decir, compartir nuestra conexión móvil 3g para crear nuestro propio punto de acceso. En la mayoría de los casos bastará configurar una buena contraseña para que nadie más tenga acceso, y ya tendremos lista la conexión en el resto de dispositivos.

Control de datos

Íntimamente relacionado con el punto anterior, el control de datos es algo que debemos tener muy en cuenta, sobre todo si estamos utilizando una conexión limitada en la que no queremos pasar hora esperando a que carguen todas las imágenes de un sitio, o si no queremos agotar nuestra cuota de datos en casos de conexiones 3g también limitadas.

Los consejos más prácticos pasan por tratar de consumir páginas poco pesadas, y para ello están las páginas específicas para móviles, normalmente mucho más ligeras. Si esto no es suficiente, un buen truco es abrir las opciones del navegador y desactivar la descarga de imágenes, algo que ahorrará bastantes megabytes y tiempo cada vez que carguemos una página.

Por último, si necesitamos acceder a determinadas páginas, una buena idea es tratar de hacerlo a través de sus feeds RSS, un resumen que en muchas ocasiones puede contener más información de la que creemos y que puede satisfacer nuestras necesidades. Todo sea por ahorrar tiempo y dinero.

Roaming

Para finalizar, quiero hablar del roaming, ese término que utilizamos para referirnos a la conexión que hace nuestro operador con otros operadores extranjeros para seguir ofreciéndonos sus servicios, y que generalmente desemboca en una gran subida de precios, sobre todo si consumimos conexiones móviles.

Dependiendo de nuestras necesidades, puede ser recomendable contratar alguno de los bonos que oferta nuestro operador de turno, normalmente más baratos que la conexión estandar pero seguramente demasiado caros aún, por lo que utilizar un operador local puede ser la solución perfecta.

Hace poco leía un artículo de Enrique Dans en el que hablaba del uso de tarjetas SIM locales como alternativa al roaming, una opción muy válida y que hará que ahorremos mucho dinero y no por ello renunciemos a una conexión de alta velocidad.