Como ya hemos visto en otros post, a veces en lo barato está la solución. Hoy os traemos un pequeño consejo que sin duda os será de mucha utilidad. Se trata de utilizar toallitas limpia gafas para la limpieza de vuestras objetivos. Estas toallitas están fabricadas para la limpieza de lentes, pues es básicamente esto lo que son los cristales de las gafas. Están fabricadas para limpiar toda la suciedad que puedan dañando lo menos posible el cristal.

Lo cierto es que limpiar las lentes de los objetivos no es demasiado bueno puesto que siempre que lo hagamos nos arriesgamos a que si hay depositada alguna particular especialmente dura en la superficie la rayemos. Además cada vez que lo hacemos le quitamos a la cubierta del objetivo las capas de productos químicos protectores y antirralladura que traen de fábrica.

Lo recomendable cada vez que compremos un objetivo es adquirir un filtro UV incoloro, cuya presencia será casi imperceptible, ponérselo desde el primer momento y quitárselo solo cuanto sea imprescindible. Este filtro nos ayudará a proteger el cristal contra la erosión y además si le diéramos un golpe al objetivo por la parte frontal se rompería este y no el objetivo. Es preferible gastarse unos 10€ en un filtro nuevo que cientos en otro objetivo. Además, al limpiar lo haremos sobre este filtro ya que gracias a el será imposible que ninguna partícula de polvo o suciedad entre en el espacio que se crea entre el y el cristal frontal del objetivo. Con esto también evitamos retirar capas de los productos que hablábamos antes.

No obstante es inevitable tener que quitar estos filtros alguna vez. Pueden darse muchos casos, como que provoquen brillos o reflejos indeseados y no tengamos un parasol a mano (o no consigamos evitarlos ni con parasol), que queramos sustituirlo por un filtro de otro tipo y no podamos colocarlo encima porque produzca viñetado (suele pasar con las focales cortas), que necesitemos el filtro para otro objetivo (altamente recomendable tener un filtro para cada objetivo) o por algo tan simple como que el objetivo no quepa bien con el filtro puesto en la funda que le hemos comprado (aunque esta última situación es menos probable).

Cuando se produzcan todas estas situaciones el polvo se adherirá a la superficie del objetivo y será recomendable limpiarlo. Tanto para esto como para limpiar el propio filtro las toallitas limpia gafas o limpia lentes son una opción muy recomendable. Por supuesto hay otras opciones más sofisticadas y profesionales pero por supuesto más caras. Estas toallitas son totalmente efectivas, ocupan poco espacio en nuestra funda y son extremadamente baratas. Las hay de muchas marcas y están de venta en cualquier gran superficie o pequeño supermercado por muy poco precio. La que veis en la fotografía son de la marca Bosque Verde, que pertenece a cadena de supermercados española Mercadona, y se venden en cajas de muchas unidades por un precio de poco más de 1€.

Además al ser húmedas os permitirán también limpiar el resto de la cámara cuando acabéis con el objetivo como por ejemplo la pantalla que es otra de esas partes en las que la suciedad se acumula. Ya sabéis, haceos con una caja y llevad siempre unas cuantas en vuestra funda.