Escribo estas líneas en el nuevo MacBook Pro con procesador M2 Max de 14 pulgadas mientras estoy sentado en una cafetería. Absolutamente nadie tiene la menor idea que se trata de un producto de Apple que aún no se ha puesto a la venta, y eso es porque su exterior es exactamente igual al MacBook Pro M1 Pro/Max. No hay diferencia alguna. Mismo tamaño, diseño, teclado, pantalla, peso y color.

La única forma en que se diferencia uno de otro es abriendo el portátil y mirando en la ventana de Acerca de este Mac. Es ahí donde se puede ver que Apple ha incorporado en este equipo los nuevos M2 Pro y M2 Max, la siguiente generación de los M1 Pro y M1 Max. Y, además de las mejoras en rendimiento que conlleva un nuevo chip, también hay algunas otras, como más autonomía.

Estos portátiles se pueden adquirir en 14 o 16 pulgadas y con chip M2 Pro o Max. En el modelo de 14 pulgadas se puede escoger entre varias opciones de RAM, siendo 16 GB el mínimo y 96 GB el máximo –solo disponible en los modelos con M2 Max–. En el de 16 pulgadas, ídem, aunque, en este caso, los 32 GB de RAM son el punto de partida. El almacenamiento, por otra parte, va desde 1 TB hasta los 8 TB.

Como referencia, el modelo que estoy probando es el MacBook Pro de 14 pulgadas con un chip M2 Max de 12 núcleos de CPU y 38 núcleos de GPU, 64 GB de RAM y 2 TB de almacenamiento. Sí, una absoluta bestia.

Todas mis impresiones sobre el exterior del nuevo MacBook Pro con M2 Pro/Max son las mismas que detallé en mi reseña del MacBook Pro M1 Pro/Max, incluyendo el teclado, la pantalla y el diseño actual, que a mí me encanta. Es más cuadrado, un tanto más funcional, un poco más grueso y con aires más industriales. Más cercano a una máquina de trabajo, que a un portátil ultradelgado como el MacBook Air.

MacBook Pro

En mi análisis del MacBook Pro M1 Pro/Max comentaba que prefería un portátil algo más pesado y grueso a cambio de tener mucha potencia y muchísima autonomía. Hay límites físicos por mucha miniaturización que la industria busque conseguir. Me encantaría tener todas las capacidades del Pro en un portátil mucho más delgado como el Air. Pero eso —al menos con la tecnología actual— simplemente no es posible.

Ya vivimos con las limitaciones impuestas por el diseño exterior de los MacBook Pro entre 2016 y 2021, cuando se buscaba ser más delgado a costa de potencia, autonomía, comodidad y utilidad. Eso, a la larga, no tuvo los resultados que los profesionales buscábamos. Por lo que sí, unos gramos más y unos milímetros más, a cambio del doble o triple de potencia, lo encuentro muy razonable y bienvenido.

La pantalla Liquid Retina XDR es la misma, y es espectacular. El panel miniLED es tan bueno que he dejado de usar monitores externos desde que tengo un MacBook Pro M1 Max. Nada se le asemeja. Los 120 Hz, por ejemplo, hacen que todas las animaciones de la interfaz gráfica sean tan fluidas que no conciba siquiera volver atrás.

Pero más que los 120 Hz, es el color y el HDR. Al igual que los MacBook Pro M1 Pro/Max, el MacBook Pro M2 Pro/Max incorpora perfiles de referencia profesionales para gradación de color HDR, fotografía, video, diseño gráfico e impresión.

El monitor, además, mantiene los 1.000 nits de brillo, los 1.600 nits de pico en fotos o vídeo con HDR y el 1.000.000:1 de contraste. En el caso del modelo de 16 pulgadas, la resolución es de 3.456 x 2.234, mientras que, en el modelo de 14 pulgadas, son 3.024 x 1.964. Ambos modelos tienen 254 píxeles por pulgada.

Tan solo por la pantalla, el MacBook Pro M2 Pro/Max ya es un equipo profesional por encima de la competencia. Pero lo que es capaz de conseguir con los nuevos M2 Pro y M2 Max, lo pone en otra categoría.

MacBook Pro

M2 Pro y M2 Max

Con el MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas lanzado en 2021, Apple introdujo los M1 Pro y M1 Max. Ambos chips, junto al M1 Ultra —solo disponible para el Mac Studio—, son un salto cualitativo importante en innovación de procesadores y arquitectura computacional.

Tomando como base todo el conocimiento e innovación que la compañía ha obtenido haciendo chips para el iPhone, iPad y Apple Watch, desarrollaron estos nuevos SoCs que entregan una potencia descomunal, pero usan la menor cantidad de energía posible. Lo consiguen combinando núcleos de alto desempeño con núcleos eficientes. Dependiendo de las tareas, se activan unos u otros.

Todo en un solo «paquete», donde se encuentran también los núcleos gráficos, núcleos de procesamiento, memoria unificada, almacenamiento, motor neuronal y demás componentes que hacen funcionar al equipo. Con toda esa innovación obtenida haciendo iPhones, que son equipos rápidos, pero eficientes desde un punto de vista de energía, han conseguido dotar a los MacBook Pro con un rendimiento que durante meses nos ha sorprendido a nosotros y a toda la opinión especializada.

Los M2 Pro y Max construyen sobre esa base. En el caso del Pro, tiene un 20% más transistores que el M1 Pro. El ancho de banda y memoria máxima se mantiene.

El cambio importante llega con el M2 Max, al cual se le puede incorporar hasta 96 GB de memoria RAM unificada, tiene 10.000 millones de transistores más y cuatro veces más ancho de banda que el M2. Pero ese último dato tiene truco, porque sigue siendo el mismo que el M1 Max.

Apple SIlicon M2 Pro / M2 Max

Donde hay cambios reales es en el número de núcleos en cada chip. El M2 Pro puede incorporar hasta 12 núcleos de CPU y 19 núcleos de GPU. Dos y tres núcleos más, respectivamente, que el M1 Pro. El M2 Max, por otra parte, tiene 12 núcleos de CPU y hasta 38 núcleos de GPU. Es decir, dos y seis núcleos más, respectivamente, que el M1 Max.

Apple asegura que, a máximo rendimiento, el M2 Pro y el M2 Max ofrecen un desempeño de CPU y de a GPU hasta un 20 % y un 30 % superiores, respectivamente, a los del M1 Pro y el M1 Max con el mismo consumo.

En mi experiencia, comparando el rendimiento de mi MacBook Pro 14″ con M1 Max, versus el MacBook Pro 14″ con M2 Max que estoy probando, son cifras cercanas a la realidad. Lo he hecho con una de las tareas más demandantes para una CPU: exportar vídeos.

Para dar un poco de contexto: yo grabo mis vídeos en formato H.264 de 10-bits en resolución 4K y los exporto en MP4, también a 4K, pero en 8-bits —porque el formato, y sobre todo YouTube, no lo soporta de momento—. Mientras que en el MacBook Pro M1 Max tardé 17:53 minutos en hacer render de un vídeo de 20 minutos, en el MacBook Pro M2 Max tardó 13:48 minutos.

Todo esto usando Adobe Premiere Pro y conectado al adaptador de corriente. Las cifras se mantienen con los portátiles usando la batería. Lo cual sorprende, aunque advierto que en tareas que requieren mucha potencia, donde hay que usar todos los núcleos de alto desempeño, la autonomía se reduce considerablemente. Pero claro, esto es algo que ni en mis mayores sueños podría hacer en un portátil PC con Windows.

MacBook Pro

En tareas normales, el desempeño del M2 Max es similar al M1 Max. Esto no es sorpresa, porque, para el funcionamiento del dia a día del equipo, haciendo cosas que no requieren demasiada complejidad, el procesador utiliza los núcleos de eficiencia, que tienen una potencia muy similar entre generaciones.

En cuanto a pruebas sintéticas, empleando GeekBench 5, los resultados son predecibles. Una mejora de entre 14 % y 15 % en mononúcleo, y de 20 % a 23 % en multinúcleo.

Con la prueba Metal de Geekbench 5 para medir el desempeño de los núcleos gráficos del M2 Max del MacBook Pro, el incremento es de un poco más del 25 %.

Una mejora extra que llega con los M2 Pro y M2 Max es la posibilidad de conectar más monitores o con mayor resolución. Las posibilidades varían por el tipo de chip dentro del MacBook Pro:

M2 Pro

  • Dos monitores externos de 6K a 60 Hz vía Thunderbolt
  • Un monitor externo 6K a 60 Hz vía Thunderbolt y otro monitor 4K a 144 Hz vía HDMI
  • Un monitor externo con resolución 8K a 60 Hz vía HDMI o
  • Un monitor externo con resolución 4K a 240 Hz vía HDMI

M2 Max

  • Configuración de cuatro monitores externos. Tres en resolución 6K a 60 Hz vía Thunderbolt y uno 4K a 144 Hz vía HDMI, o
  • Configuración de tres monitores externos. Dos en resolución 6K a 60 Hz vía Thunderbolt y uno con resolución 8K a 60 Hz o 4K a 240 Hz vía HDMI
MacBook Pro

Más batería

Otra de las mejoras que llegan con los MacBook Pro 14" y 16" con M2 Pro y M2 Max es mayor autonomía. No hay cambio alguno en el componente de la batería. Es exactamente la misma que incorporaban los MacBook Pro 14" y 16" con M1 Pro/Max.

Lo que Apple ha conseguido es que los chips sean más eficientes. Gran parte del motivo está en los dos núcleos extra de eficiencia del M2 Pro y M2 Max. Ahora son cuatro, versus dos en los M1 Pro y M1 Max.

Es así como las tareas "símples" utilizan los núcleos de eficiencia, mientras que las labores más complicadas, donde se requiere mucha más potencia, el Mac activa los núcleos de gran rendimiento.

El MacBook Pro M2 Pro/Max de 16 pulgadas es capaz de conseguir unas impresionantes 22 horas de autonomía según Apple. Esto es, con una prueba sintética reproduciendo únicamente vídeo. También aseguran que consigue 15 horas navegando por la web.

En el caso del MacBook Pro M2 Pro/Max de 14 pulgadas, son unas 18 horas reproduciendo únicamente vídeos y 12 horas navegando la web.

MacBook Pro

Son números aún mejores que la generación anterior de MacBook Pro de 14 o 16 pulgadas, que ya me parecían bastante sorprendentes. Sobre todo porque es real. Es decir: nadie mira 22 horas de vídeo continuo, pero te da una idea clara de la eficiencia del portátil. Es una hora más que el modelo anterior.

En 2021, cuando reseñé el MacBook Pro 14" con M1 Pro/Max, quedé francamente sorprendido. Tras más de un año utilizando mi propio portátil con M1 Max, sigo estándolo. Tras días probando la unidad de reseña con M2 Max, la sorpresa no se desvanece.

Es un gran testamento de la eficiencia de estos chips y del gran trabajo de ingeniería de Apple, que portátiles tan potentes sean capaces de ofrecer tanta autonomía. También es la ventaja de desarrollar tu propio hardware y software. Apple consigue que haya una relación íntima entre el chip y el sistema operativo, de esa forma sabe exactamente qué núcleos activar, ofreciendo la potencia necesaria pero desperdiciando la menor cantidad de energía posible.

Y, de verdad, estamos tan bien acostumbrados a una buena administración de energía en dispositivos —y no solo Macs, también en nuestros smartphones— que nos olvidamos lo complejo que es. Hace no tantos años, si conseguíamos dos horas y media de autonomía en un portátil profesional, nos parecía bien. Hoy hablamos de 22 horas.

MacBook Pro

¿Un 'notch' sin Face ID en 2023?

Cuesta creer que estamos en 2023 y los Macs sean los únicos dispositivos que siguen sin incorporar Face ID. Ya lo tienen los iPhone y los iPads. ¿Por qué Apple no hace lo mismo con sus portátiles?

En 2021 podía aceptar el notch del MacBook Pro para ubicar cámaras y sensores, a cambio de una pantalla con menos bordes. Pero estamos en enero de 2023 y nada de eso ha cambiado.

Y ya que estamos hablando de la cámara frontal ubicada en el notch del portátil. ¿1080p, aún? Pero aún más decepcionante es que Apple no ofrezca en esta nueva generación del MacBook Pro la opción Center Stage. Al final, la mayoría de las reuniones por medio de videoconferencia se hacen desde este tipo de equipos, durante el trabajo.

¿Tendremos que esperar a 2024 para que la compañía ofrezca en sus portátiles algunas características que sus iPhone tienen desde 2017, como es el caso de Face ID?

MacBook Pro

El mejor portátil profesional, aún más potente; y con más autonomía

El MacBook Pro con chip M2 Pro/Max es una actualización progresiva. Los nuevos chips entregan más potencia y un poco más de autonomía en un diseño que funciona bien, con una pantalla que —en el ecosistema de los portátiles— no tiene rival.

Ahora, la gran pregunta: ¿vale la pena actualizar a este nuevo equipo? Originalmente, había escrito que, si vienes de un MacBook Pro M1 Max, probablemente no hace falta. Pero tras varios días utilizando esta máquina como mi equipo principal, ya no estoy del todo de acuerdo conmigo mismo. De hecho, me estoy pensando seriamente el hacer el cambio. Y eso deja muy claras las impresiones tan positivas que me ha dado el MacBook Pro con chip M2 Max.

Las sensaciones de mejora en el desempeño vienen por un cúmulo de cosas, no solo por un aumento en potencia. El MacBook Pro M1 Max que yo uso en mi día a día tiene 32 GB de RAM, pero esta unidad de prueba tiene 64 GB. Eso, a la hora de hacer tareas complejas, como la edición de vídeo, tiene un impacto, sin duda alguna. Y sumado a la hora extra de autonomía, es tentador hacer el cambio.

Dicho eso, creo que no tiene sentido ir de un M1 Pro a un M2 Pro. Pero sí creo que profesionales con un MacBook Pro M1 Pro que busquen mucha más potencia, deberían considerar el portátil con M2 Max.

Y, si vienes de un MacBook Air o MacBook Pro con M1, e incluso un MacBook Air/Pro con M2, notarás grandes mejoras. Especialmente con el MacBook Pro M2 Max.

Esta es, sin duda, una actualización digna de lo que considero que es el mejor MacBook Pro que Apple ha diseñado. Por prestaciones, potencia, capacidades, diseño, autonomía y posibilidades. La versión M1 Pro/Max ya era la herramienta de trabajo más versátil que he usado. Con esta nueva versión, y la actualización a los chips M2 Pro/Max, es aún mejor.

Pero sí considero que Apple se debería plantear seriamente el incorporar Face ID en sus MacBooks. No solo los Pro, también los Air. Los iPhone y los iPad lo tienen. ¿Qué están esperando?

Salvo eso, a este equipo es difícil sacarle cosas negativas, y me quedo con eso. El MacBook Pro ha llegado a un punto en que es un producto redondo y sin rival. Me he apoyado en la línea profesional de portátiles de Apple para trabajar y producir desde 1999. Hoy, me resulta complicado imaginar mi vida sin uno de estos equipos. Pero tras mi experiencia usando todos y cada uno de ellos, este, por mucho, es el mejor.

El MacBook Pro de 14 pulgadas con procesador M2 Pro tiene un precio desde 2.449 euros en España y $49.999 pesos en México. Con M2 Max está disponible desde 3.749 euros en España y $74,999 pesos en México.

El MacBook Pro de 16 pulgadas con procesador M2 Pro tiene un precio desde 3.049 euros en España y $59.999 pesos en México. Con M2 Max está disponible desde 4.199 euros en España y $84.999 pesos en México.

Participa en la conversación

2 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Leído de cabo a rabo. Gracias :)
    Grandes máquinas y, sin embargo, sin desmerecer a la generación anterior. Estamos en un punto en que ya no vale la pena esperar “a la Keynote” a ver qué de nuevo sacará Apple.
    Saludetes