Elon Musk ha entrado en una espiral de autodestrucción. El ahora CEO de Twitter acaba de suspender la cuenta oficial de Mastodon, pero no se detiene aquí. También ha suspendido los perfiles de periodistas que suelen cubrir información relacionada a su persona. ¿Qué ha pasado con la libertad de expresión que nos prometió?

Hace apenas un día, Elon Musk suspendió también de la red social a @ElonJet, un usuario dedicado a seguir la ruta del jet privado del multimillonario. Según sus propias declaraciones a principios de noviembre, su compromiso con la libertad de expresión era tal que «se extiende a no suspender a la cuenta siguiendo mi avión, incluso si es un riesgo personal directo». La promesa claramente no ha durado mucho.

Otro de los afectados de las divagaciones de Musk es el periodista Aaron Rupar, quien ha visto su cuenta suspendida tras la publicación de un artículo con el título de El populismo reaccionario de Elon Musk. A este se le suma Drew Harwell, justo un día después de compartir una publicación donde evidenciaba la migración de usuarios de QAnon al nuevo Twitter de Musk.

La lista se extiende para incluir a varios periodistas más. Donie O’Sullivan, quien es autor de una publicación que revelaba el maltrato sufrido por un antiguo ejecutivo de Twitter por parte de Elon Musk. Ryan Mac es otro caso; suspendido tras publicar un artículo donde comentaba la falta de pago de varias facturas tras la reducción de costos instaurada por el empresario.

¿Qué tienen en común todas las víctimas? Han hablado de Elon Musk en una forma poco halagadora

Twitter Elon Musk

Como podrás ver, existe un patrón detrás de cada una de estas suspensiones. Musk ha perdido la cabeza y parece estar dispuesto a arrastrar a todo el que hable de su persona en aires poco halagadores. En cada uno de estos casos resalta una cosa en común: publicaciones sobre Elon Musk que lo critican tras su ascenso al poder.

Musk está liderando una compañía basándose en sus preferencias políticas y experiencias personales. De hecho, varias de las normas de Twitter han cambiado tomando como referencia esos dos criterios. Aunque Elon Musk anunció antes de la compra que convertiría a Twitter en el último bastión de la libertad de expresión, parece que las cosas al final están tomando otro rumbo.

¿Qué ha pasado con Mastodon?

A la larga lista de periodistas —y otros que capaz desconocemos—, se une Mastodon. Sí, la red social que se plantaba como una alternativa a Twitter. Hoy perdió el acceso a la red social del pajarillo azul, y todo por un tweet relacionado a la cuenta @ElonJet.

En Twitter, Mastodon publicó un enlace al perfil de @ElonJet en su propia red social, bajo la descripción de «¿Lo sabías? Puedes seguir a @ElonJet en Mastodon a través de mastodon.social/@elonjet». A esto le siguió la suspensión de la cuenta, algo que nos habla en gran medida de cómo está llevando Elon Musk las riendas de la compañía.

Mientras tanto, Jack Sweeney, creador de @ElonJet, vio suspendidas todas sus cuentas, incluyendo la de uso personal y otras relacionadas a los bots de rastreo. De hecho, Musk ha mencionado sus intenciones por responder de forma legal.

A medida que Twitter pierde el control, grupos neonazis, supremacistas y más sectores extremistas se unen a la red social. Todo apunta a que Elon Musk convertirá el ya caótico horizonte de Twitter en uno incluso más turbulento y peligroso.

Participa en la conversación

1 comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. nada que ver, Elon Musk esta a favor de la libertad de expresión, incluso tiene un tuit donde dice que espera que sus mayores críticos sigan en la plataforma porque eso significa libertad de expresión, lo que realmente pasa es que esta suspendiendo a usuario que estaban cometiendo delitos exponiendo información personal de el mismo.