Actualización (22/11/2022 - 18:45 CET): Andy Stone, jefe de comunicaciones de Meta, desmintió el informe de The Leak que expuso la supuesta renuncia de Mark Zuckerberg como CEO. "Esto es falso", respondió en un tuit al analista Walter Bloomberg, quien había compartido la noticia.

Desde la compañía no han hecho mención oficial a la historia, como era de esperarse. Pero lo publicado por Stone es lo más cerca que se puede estar de una desmentida oficial de Meta. Es poco probable que el propio CEO salga a hacer declaraciones sobre el tema.


Publicación original:

Mark Zuckerberg le pondría punto final a su etapa como CEO de Meta en 2023. Así lo asegura un informe de The Leak, que, citando una fuente interna, indica que el propio ejecutivo habría tomado la decisión de dar un paso al costado. La información por lo pronto es escasa y se debe tomar con mucha precaución, pero, de confirmarse, sería uno de los grandes bombazos del próximo año.

El citado reporte no ofrece mucho más al respecto, aunque menciona que la supuesta salida de Mark Zuckerberg no cambiaría los planes en torno al metaverso. ¿Será esta hipotética salida una forma de descomprimir la cada vez más difícil relación con los inversores? Hoy es difícil decirlo, sin dudas, aunque no sería raro que sea así.

Como ya dijimos al comienzo, los datos son muy escuetos y se deben tomar con absoluta precaución. Lo que sí indica The Leak es que la filtración de la supuesta renuncia de Zuck se da en un momento en el que la firma de Menlo Park se encuentra bajo mucha presión por su enfoque hacia la vida en la virtualidad.

Meta viene de presentar resultados financieros muy pobres en el trimestre pasado. Si bien presentó ingresos que fueron mayores a los proyectados por analistas, sufrió una caída brutal en los beneficios. Fueron de apenas 4.395 millones de dólares; es decir, un 52% menos que los del mismo período del año anterior.

Además, sus costes y gastos aumentaron casi un 20 % interanual, mientras que Reality Labs, la división a cargo de los proyectos de realidad virtual y el metaverso, registró pérdidas por 3.700 millones de dólares, manteniendo la racha ya conocida.

Por entonces, el mercado no se lo tomó de buena manera. Especialmente porque un desafiante Mark Zuckerberg reconoció que esperaba seguir perdiendo dinero a raudales en 2023. En las horas posteriores a los anuncios del tercer trimestre de 2022, la acción de Meta se desplomó un 25% y barrió más de 80.000 millones de dólares de valuación a la compañía.

¿Es factible que Mark Zuckerberg renuncie a Meta?

Facebook Meta, con zUCKERBERG, mark zuckerberg

Más allá de la cautela lógica que se debe tener al tocar un tema que tiene todo para ser profundamente controversial, hoy es bastante difícil imaginar la conducción de Meta sin la presencia de Mark Zuckerberg. No solo por ser el fundador de la empresa y quien ha ejercido el rol de CEO desde el primer día, o su principal accionista. Si no también porque gran parte de la toma de decisiones sigue pasando por sus manos; especialmente en lo que respecta a los temas más polémicos.

Cuando estalló el escándalo de los Facebook Papers, por ejemplo, quedó en evidencia la especial injerencia del ejecutivo a la hora de definir posturas en torno a los tópicos más candentes. Algo que se vio reflejado en la aplicación de censura en ciertos países, y en la decisión de no cambiar sus algoritmos pese a saber que podría ayudar a reducir la viralización de noticias falsas, por solo mencionar algunos casos.

Pero el caso más notorio es, sin dudas, el del metaverso. Mark Zuckerberg ha sido el principal impulsor de un brusco cambio de estrategia a nivel corporativo que le ha llevado a perder miles de millones de dólares. Pese a las críticas —muchas de ellas internas—, el CEO se ha mantenido estoico en su postura.

La otra gran duda es quién podría tomar su cargo en caso de que, efectivamente, Zuck renuncie a Meta en 2023. Durante años, la respuesta a esa pregunta era una sola: Sheryl Sandberg. Sin embargo, quien durante mucho tiempo fue la mano derecha del empresario, se fue de la compañía por la puerta chica, envuelta en acusaciones por supuestamente intimidar a un medio británico para que no publicara una historia sobre Bobby Kotick, el CEO de Activision.

Hoy, la salida de Mark Zuckerberg de Meta no es más que un rumor, y no debe tratársela como más que eso. Aunque también es cierto que, de concretarse, puede abrir varios interrogantes a la firma de Menlo Park. ¿Será 2022 el último del ejecutivo como CEO? ¿Su futuro estará enfocado específicamente en Reality Labs? Por lo pronto, habrá que seguir esperando.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario