Los escándalos en torno a Bobby Kotick no cesan y han sumado a una protagonista impensada: Sheryl Sandberg. La directora de operaciones de Meta, histórica mano derecha de Mark Zuckerberg, ha quedado bajo fuego tras conocerse que habría intimidado a un medio británico para que no publique un artículo que involucraba al actual CEO de Activision Blizzard, quien fue su pareja por tres años.

Según The Wall Street Journal, Sheryl Sandberg habría protagonizado dos episodios contra el MailOnline, la versión en línea del Daily Mail. El primero habría ocurrido en 2016 y el segundo en 2019, y ambos habrían tenido el mismo objetivo: frenar un informe sobre una orden de restricción que Bobby Kotick había recibido por pedido de una antigua novia.

El citado informe indica que la ejecutiva ahora se encuentra bajo escrutinio interno de Meta. La compañía ha comenzado un procedimiento de revisión para establecer si Sandberg violó sus reglas; no obstante, se desconoce si podría afrontar algún tipo de castigo si se concluye que sí lo hizo.

El primer contacto de la directiva estadounidense con el periódico británico habría ocurrido cuando comenzó su relación con Bobby Kotick en 2016. De acuerdo con WSJ, existen versiones cruzadas sobre el contenido de la aparente comunicación entre Sheryl Sandberg y Martin Clarke, editor en jefe del medio.

El reporte indica que el CEO de Activision Blizzard habría manifestado a su entorno que la empresaria amenazó al Daily Mail con que su relación comercial con Facebook se vería severamente dañada si proseguía con la publicación del artículo en cuestión. Esto ha sido disputado y desmentido por el propio Kotick, quien aseguró que MailOnline no publicó el artículo simplemente porque no era veraz.

El segundo contacto habría ocurrido en 2019, cuando Sheryl Sandberg y el mencionado empresario terminaron su noviazgo. Cuando el medio intentó reflotar la historia de la orden de restricción contra Bobby Kotick, la ejecutiva se habría comunicado directamente con el aristócrata Jonathan Harmsworth, nieto del fundador del Daily Mail y presidente de DMGT, la casa matriz del periódico. Sin embargo, el contacto posteriormente derivó otra vez en Clarke; y si bien se menciona que la conversación no habría sido en tono amenazante, la publicación del informe quedó nuevamente descartada.

Bobby Kotick y un caso que toma otra dimensión tras el escándalo de Activision Blizzard

Lo que MailOnline quería publicar se relacionaba a una orden de restricción impuesta a Bobby Kotick en 2014 por pedido de una exnovia. La mujer en cuestión declaró que cortó con el empresario porque era controlador y abusivo, y que posteriormente el susodicho apareció en su casa e intentó ingresar sin invitación.

Esto motivó un llamado a la policía y derivó en que Kotick no pudiese acercarse a menos de 90 metros de su expareja durante tres semanas. Y si bien la mujer posteriormente pidió por una restricción más prolongada, dicha solicitud se dio de baja por pedido de ambas partes. Pero lo más confuso ocurrió después, ya que la propia acusadora habría reconocido que partes de su declaración se habrían falseado o exagerado.

Lo cierto es que, de una u otra manera, el caso no pasó a mayores hasta que MailOnline comenzó a hurgar algunos años más tarde. No obstante, al verlo en retrospectiva toma otra dimensión por el escándalo que se ha desatado en Activision Blizzard el último año.

Recordemos que la compañía de videojuegos ha quedado envuelta en polémica por las múltiples denuncias de acoso sexual realizadas por sus empleadas. Y Bobby Kotick ha sido señalado no solo como cómplice y facilitador, porque habría tenido conocimiento de los eventos desde un principio, sino también como acosador.

Un informe que podría haber salpicado la imagen pública de Sheryl Sandberg

La supuesta intimidación de Sheryl Sandberg a Daily Mail y MailOnline no solo habría sido para "proteger" a Bobby Kotick. La ejecutiva, considerada por TIME como una de las personas más influyentes del mundo en 2012, siempre se ha destacado por su lucha por la visibilidad de las mujeres en los espacios de trabajo y especialmente en roles de liderazgo; por ende, que saliera a la luz su relación con una persona acusada de abusiva —pese a conocer esa situación de antemano—, se habría visto como una posible mancha a su imagen pública.

The Wall Street Journal asegura que para la planificación previa al primer contacto con el medio británico, Sandberg no actuó sola. De las charlas sobre cómo "disuadir" la publicación del artículo también habrían participado Kotick, abogados de Estados Unidos y el Reino Unido, consejeros de relaciones públicas y hasta empleados de Facebook y Activision Blizzard.

De todos modos, desde el entorno de la ejecutiva se continúa negando esta situación. "Sheryl Sandberg nunca amenazó la relación comercial de MailOnline con Facebook para influir en una decisión editorial", indicó una vocera de Meta.

Pero lo llamativo es que esta no es la primera vez que se relaciona a Bobby Kotick con un intento de controlar a la prensa. En pleno escándalo por las denuncias de acoso se conoció que el CEO de Activision Blizzard habría pensado en comprar medios especializados en videojuegos; así, habría intentado modificar la narrativa sobre el tema para que sea más "amigable" con la compañía. No obstante, dicho plan nunca se llegó a materializar.