Desde hace varios años se habla de la intención de Apple de cortar la dependencia con China para la fabricación de sus dispositivos. Pero los planes para diversificar su línea de producción son mucho más complicados de lo que cualquiera podría imaginar; especialmente al hablar del iPhone.

Según reporta Bloomberg, el vínculo entre Apple y el gigante asiático por el iPhone es tan profundo, que los de Cupertino necesitarían alrededor de 8 años para mover solo el 10% de su producción a otros países. Esto se debe no solo a la impactante cantidad de smartphones que se producen en territorio chino, sino también al tamaño de la infraestructura logística que se ha montado en torno a la provisión de componentes, transporte, energía y comunicaciones.

El dato es notorio, sin dudas, pero no sorprende. Después de todo, se estima que el 98% de la producción global del iPhone se realiza en China. Por ende, si los de la manzana pretenden trasladar su ensamblaje a otros territorios, será un trabajo para el largo plazo. Y uno que no resultará particularmente económico de concretar.

Según el citado medio, en 2021 se fabricaron alrededor de 250 millones de unidades del iPhone —en sus distintos modelos— en China. Tarea que estuvo en manos de Foxconn, Pegatron y Wistron Corporation. En tanto que apenas tres millones salieron de las fábricas de Foxconn en India, y entre uno y dos millones más desde las de Brasil.

Vale remarcar que Apple fabrica el iPhone SE en India desde 2017, en tanto que en abril pasado se confirmó que también produce allí el iPhone 13. Pero lo que verdaderamente ha comenzado a marcar la estrategia de los dirigidos por Tim Cook para cortar la dependencia de China, es que el iPhone 14 también se ensamblará en tierras indias. Toda una novedad, considerando que los de Cupertino no suelen tomar decisiones de este tipo con dispositivos recién presentados.

Apple y una posible encrucijada por la dependencia China para producir el iPhone

iPhone 14 | Apple | China

Cortar la dependencia de China para producir el iPhone es un tema que también trae aparejadas varias connotaciones políticas. Por un lado, meses atrás se conoció que Apple ya habló con sus principales proveedores chinos para que planifiquen una expansión a India. Sin embargo, la situación no es sencilla; principalmente, por la mala relación entre los gobiernos de ambos países por una disputa fronteriza.

En Estados Unidos la historia también tiene sus ribetes controversiales. En las últimas semanas, se conoció que, según congresistas, Apple "juega con fuego" al incorporar componentes chinos en el iPhone 14. Específicamente se ha mencionado el caso de YMTC, una firma de semiconductores ligada al Partido Comunista, que produciría los chips de memoria flash NAND para el más reciente móvil de la manzana.

Es importante mencionar que Apple no solo está tratando de cortar sus lazos con China para la fabricación del iPhone. Este año se conoció que la compañía comenzará a fabricar el iPad en Vietnam, una determinación a la que llegó tras los continuos problemas de la línea de producción china, sobre todo durante los rebrotes de la COVID-19. Algo similar ha ocurrido en el último tiempo con los nuevos MacBook, así como con los AirPods Pro y AirPods de tercera generación.

Deja un comentario

Deja tu comentario