El nuevo diseño de los MacBook está permitiendo a Apple trasladar la producción de estos modelos a Vietnam y, por ende, progresar en su objetivo de descentralizar la fabricación de sus productos de China. Según Nikkie Asia, la compañía de Cupertino se encuentra en conversaciones para producir tanto el mencionado equipo, como sus Apple Watch, en el país del sudeste asiático, y ya habría iniciado la fabricación de prueba en dos de las plantas que Luxshare Precision Industry y Foxconn, sus principales proveedores, tienen en la región.

Apple, recordemos, lleva años intentando no depender de China para la fabricación de sus productos debido a las malas relaciones con el país. Relaciones que, además, han ido considerablemente a peor a causa de los acontecimientos actuales, como la guerra de Rusia y Ucrania o la hipotética invasión china a Taiwán. La compañía, precisamente, ya fabrica algunos de sus productos en Vietnam. Entre ellos, algunos modelos de iPad y los AirPods, pero trasladar otros dispositivos fuera del país asiático es, aparentemente, complicado. Principalmente, porque muchos de los componentes para estos equipos se fabrican en China, lo que causa que el traslado de estos de un país a otro sea no solo logísticamente más difícil, sino también más costoso.

"El progreso en el traslado de la producción en masa al país ha sido lento, en parte debido a las interrupciones relacionadas con la pandemia, pero también porque la producción de ordenadores portátiles implica una cadena de suministro más grande".

Asegura Nikkie Asia citando fuentes anónimas.

El diseño modular de los MacBook está facilitando la producción fuera de China

Foxxconn Macbook

Con los nuevos MacBook, sin embargo, Apple tiene una importante ventaja. El diseño de los equipos es muy diferente al de sus antecesores; no solo externamente, también a nivel interno. De hecho, el citado medio asegura que el hecho de que el diseño de los portátiles de la compañía se haya vuelto "más modular" es lo que está facilitando la producción fuera de China. La placa base, en concreto, ahora integra ahora más componentes, lo que agiliza —y también minimiza— considerablemente el traslado de los mismos. También el ensamblaje en las fábricas de Vietnam.

No sería extraño, además, que Apple hubiese tenido en cuenta el rediseño de sus MacBook para, precisamente, trasladar la producción fuera de China. El aspecto de estos equipos no cambia cada generación. Se mantiene durante años, modificando únicamente algunas áreas a nivel interno (procesador, autonomía, pantalla), o pequeños elementos externos, como el teclado.

Además de los MacBook, Apple también plena trasladar la producción del Apple Watch a Vietnam. Aún, incluso, con la complejidad de la producción de este dispositivo, pues el reloj inteligente de la compañía, recordemos, debe integrar multitud de componentes en un espacio considerablemente reducido. Apple también está planeando trasladar la producción del HomePod, su altavoz inteligente, al país del sudeste asiático.

Mientras tanto, el número de proveedores de Apple en Vietnam continúa en aumento. Según investigaciones de Nikkie Asia, son ya 22 los fabricantes que tienen a Apple en sus respectivas carteras de clientes. Compañías como Samsung también están intentando reducir la dependencia de China ante la continúa tensión entre el mencionado país y Estados Unidos.

Deja un comentario

Deja tu comentario