Los primeros dos episodios de She-Hulk: abogada Hulka llegaron a Disney+ para presentar a un nuevo personaje y pavimentar el recorrido de otro. Se trata de Bruce Banner, quien, aunque tiene bastante espacio dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, su narrativa ha estado condicionada por un asunto de derechos. Mientras el tridente principal (conformado por Iron Man, Thor y Capitán América) tuvo trilogías particulares, en el caso de Hulk no hubo mayor desarrollo. 

Al menos no de esa manera, dedicando proyectos en solitario para que su relato crezca, más allá de apariciones esporádicas en otras producciones. Después de El increíble Hulk, estrenada en 2008, el personaje no contó con una nueva producción dentro del Universo Cinematográfico de Marvel. Su desarrollo se ha visto de forma fragmentada, con sugerencias a través de la saga de Los Vengadores o apariciones como la registrada en Thor: Ragnarok. Sobre lo ocurrido en esa última película puede que se construya su próxima película en solitario. 

El presente de Hulk en el Universo Cinematográfico de Marvel destaca a un personaje capaz de conciliar sus dos personalidades, la bestia y el científico, para sacar lo mejor de uno y de otro. A su vez, su tránsito por Skaar durante la tercera película sobre Thor será clave en esa expansión del relato particular del personaje. En ese sentido, She-Hulk: abogada Hulka va dejando algunas pistas.

She-Hulk: abogada Hulka

'She-Hulk: abogada Hulka' ya está disponible en Disney+

She-Hulk y el futuro de Bruce Banner

Mientras Jennifer Walters –interpretada por Tatiana Maslany– va manejando un coche, su primo Bruce Banner —encarnado por Mark Ruffalo— le explica distintas cuestiones sobre Capitán América. Entonces, ante ellos, se instala una nave espacial. Para esquivarla, los personajes terminan desviándose y sufren un accidente. En ese primer capítulo no se hizo ninguna otra mención al hecho. 

Durante el segundo episodio, Bruce Banner recibe una llamada de Jennifer Walters. Atiende desde una nave similar —por no decir idéntica— a la que se cruzó ante ellos. Se trata de un vehículo mensajero. Aunque no se profundizó sobre esto, es claro: desde Skaar están interesados en que Hulk vuelva al planeta. Conviene recordar que, dentro de Thor: Ragnarok, el personaje se encontraba atrapado en el planeta como una suerte de prisionero VIP: se le usaba como opio de las masas, en eventos de combate, a la vez que se le daban todas las comodidades.

Para profundizar en la interpretación de los posibles acontecimientos presentados en She-Hulk: abogada Hulka, es necesario revisar los cómics. Dentro de ellos, se cuenta que Hulk, durante su paso por Skaar, tuvo un hijo con Sakaar de Caiera, conocida en ese planeta como “La vieja fuerte”. Este descendiente del personaje recibió el nombre de Skaar, como el planeta.

El viaje de Hulk, la explicación de parte de su pasado y la información que se puede rastrear en los cómics, invitan a pensar que es factible una nueva película sobre el personaje. ¿Cuál sería la base de este nuevo film? Lo ocurrido en Skaar, incluyendo la posible presentación de su hijo. Pero, antes de eso, es necesario que Marvel y Disney atiendan un detalle no menor.

YouTube video

El problema con Hulk

Los derechos de explotación del personaje pertenecen tanto a Universal como a Marvel. Y la primera es favorecida en cuanto a su distribución. Por tanto, una producción dedicada de forma exclusiva al personaje implica llegar a un acuerdo con esta empresa o ceder una parte importante de los beneficios económicos. ¿Qué ocurre ahora? Existe el rumor en relación con que Marvel podría recuperar en su totalidad los derechos sobre Hulk.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Cinema Comics refleja en su portal que el usuario de Reddit u/vidoardes filtró algunos documentos del acuerdo. De acuerdo con ellos, el convenio entre Universal, Paramount y Disney tiene una vigencia de 15 años, desde el estreno de la primera película sobre Hulk (2008). De ser así, luego de ese período, los derechos de gestión del personaje volverían por completo a Disney. Entonces, sería factible hacer una nueva producción sobre Bruce Banner sin requerir de alguna negociación y ceder ganancias.

Deja un comentario

Deja tu comentario