Netflix canceló la serie de Resident Evil, según ha podido saber Deadline. La producción, ampliamente criticada por el público —principalmente por los fans de la franquicia de Capcom—, apenas tuvo una una temporada. La plataforma no quedó contenta con los datos de audiencia y ha preferido no seguir adelante con los nuevos episodios, que ciertamente estaban sobre la mesa a la espera de ser aprobados.

Ciertamente, no causa demasiada sorpresa que Resident Evil haya sido cancelada. Desde que se anunció el reparto ya había recibido muchas críticas, pues estaban ignorando el aspecto físico de los protagonistas del juego, tan icónicos en el mundo de los videojuegos. No obstante, una vez que vio la luz, su propuesta narrativa no logró mantener el interés del público.

De acuerdo al citado medio, Resident Evil nunca fue capaz de mantenerse en el top 10 de series más vistas de Netflix durante el tiempo esperado. Esto último fue suficiente para considerarla un fracaso, pues el proyecto había recibido una inversión importante. No obstante, tampoco le ayudó haber sido estrenada casi a la par de Stranger Things 4. La mayoría de los suscriptores estaban ansiosos por ver la continuación de la popular pandilla de Hawkins.

Resident Evil tampoco le gustó a la crítica

Resident Evil

Pero más allá de la audiencia, en la crítica tampoco le fue bien. En Rotten Tomates, por ejemplo, solo tiene un 55% de aceptación por parte de la prensa especializada, y apenas un 27% por el público en general. Esos números ya anticipaban lo que hoy finalmente se confirmó.

Por lo tanto, Resident Evil se une a la larga lista de adaptaciones fallidas de Netflix. Este mismo año, también cancelaron Cowboy Bebop tras su primera temporada. Lo curioso es que Netflix no piensa tirar la toalla con este tipo de producciones. Sin ir más lejos, el pasado julio anunciaron una serie live action de Death Note, a pesar de que la película de 2017 es un esperpento…

Ahora bien, no podríamos decir que Resident Evil siempre ha sido un fiasco en el formato live action, ya que a las películas protagonizadas por Mila Jovovich no les fue mal —al menos no fueron destrozadas por el fandom—.

La adaptación de Netflix, además, contrasta con el excelente momento que vive la franquicia en los videojuegos. Los remakes de Resident Evil 2 y Resident Evil 3 tuvieron una gran aceptación, y atrás no se queda el sobresaliente Village. Por si lo anterior fuera poco, en camino viene el remake de Resident Evil 4. Causa sorpresa, entonces, que Capcom esté descuidando la imagen de su marca fuera del terreno jugable.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario