El próximo 17 de octubre se pondrá en marcha el juicio entre Elon Musk y Twitter, y las partes involucradas parecen no querer dejar nada librado al azar. Así es como en las últimas horas el equipo legal que acompaña al CEO de Tesla y SpaceX ha lanzado una citación (subpoena) para Jack Dorsey, el fundador y exdirector ejecutivo de la red social.

En este caso, se trata de lo que se conoce en la justicia estadounidense como subpoena duces tecum. El mismo se utiliza para que una persona u organización entregue evidencia física a las autoridades, sufriendo un castigo en caso de no hacerlo. Por lo general se aprovecha este recurso para obtener acceso a copias de documentos que pueden contener información importante para el proceso.

Lo que Elon Musk está solicitando a Jack Dorsey abarca una importante variedad de documentos y comunicaciones. Entre ellos, todos los que se relacionen al acuerdo de compra de Twitter por 44.000 millones de dólares, a flujos de trabajo, al conteo de usuarios activos por mes, a planes de negocios y al impacto de cuentas falsas o de spam.

Sin dudas, se trata de una situación peculiar. Jack Dorsey fue de los primeros que se manifestó a favor de la posible compra de Twitter por parte de Elon Musk. De hecho, tras hacerse público el intento de adquisición, el fundador de la red social aseguró que el magnate de origen sudafricano "era la única solución en la que confiaba".

Elon Musk confía en que Jack Dorsey sea clave para ganar el juicio con Twitter

Elon Musk es demandado por Twitter | Jack Dorsey

Por como se están dando las cosas, pareciera que Elon Musk considera que cualquier información que Jack Dorsey pueda proveerle resultará crucial para salir victorioso del juicio con Twitter. Habrá que ver si esto realmente es así, o si la citación forma parte de la estrategia de sus abogados para echarle presión a Twitter en su argumento sobre el efecto de las cuentas falsas y de spam sobre el total de usuarios activos por mes.

Por el momento, Jack Dorsey no se ha expresado sobre el tema a través de la red social. De todas formas, no es el único exdirectivo de Twitter al que el CEO de Tesla y SpaceX ha citado formalmente para acceder a información que le pueda dar la ventaja en la batalla judicial.

La semana pasada, el equipo legal de Elon Musk también recibió el visto bueno de la Corte de Delaware para acceder a los documentos de Kayvon Beykpour, quien se desempeñó como líder de producto y fue despedido poco antes de que el empresario anunciara que planeaba detener la adquisición. Mientras que otro de los ejecutivos que ha recibido un subpoena es Bruce Falck, quien se desempeñó como jefe de ingresos y vio la puerta de salida de Twitter junto a Beykpour.

Tanto la red social como Elon Musk quieren aprovechar las semanas que les quedan por delante para terminar de delinear sus argumentos antes de que comience el juicio. El mismo dará inicio el próximo 17 de octubre en la Corte Federal de Delaware y se extenderá solamente por cinco días. Así, el veredicto se conocerá el 21 de ese mes y se definirán los pasos a seguir.

No olvidemos que Elon Musk recientemente vendió más acciones de Tesla, para estar cubierto en caso de ser obligado a completar la compra de Twitter. "En el caso (con suerte poco probable) de que Twitter obligue a cerrar este acuerdo y algunos socios de capital no se presenten, es importante evitar una venta de emergencia de las acciones de Tesla", indicó el empresario en su momento.

Deja un comentario

Deja tu comentario