El progreso acelerado que ha conseguido la humanidad a partir de la revolución científica se ha notado mucho en el desarrollo tecnológico del último siglo, y un medio en el que, a simple vista, hemos podido percibir con claridad una gran evolución es el de las grabaciones audiovisuales y, en concreto, el del cine. Y, paradójicamente, las innovaciones en el mismo son las responsables de algo que nos contó Ewan McGregor en la rueda de prensa sobre Obi-Wan Kenobi (2022).

“No sé si [Star Wars: El ataque de los clones] fue la primera película que filmamos en digital, pero fue mi primera experiencia filmando con cámaras digitales”, dijo el intérprete escocés, que retoma al jedi en la nueva serie de Disney+. “Y ahora es muy raro filmar en película, lamentablemente, de verdad. Pero esas cámaras eran como dinosaurios. Eran tecnología punta pero, en comparación con lo que filmamos ahora, tenían enormes cordones umbilicales que salían de la parte posterior”.

Las ventajas de estos nuevos aparatos eran obvias para el equipo a las órdenes de George Lucas porque optimizaban el proceso tan laborioso de la producción. No hacía falta revelar el celuloide como toda la vida desde el de George Eastman para el kinetoscopio de Thomas Alva Edison, conque pueden montarse las escenas con una mayor rapidez, ni escanear las distintas tomas para modificarlas con una computadora y que se integren después en el resto de la película. Sin embargo...

Las ruidosas cámaras digitales de ‘Star Wars: El ataque de los clones’

star wars: el ataque de los clones ewan mcgregor grabar de nuevo todos los diálogos obi-wan kenobi disney+
Lucasfilm

“No podían cambiar los lentes. O podían cambiarlos, pero tomaba como media hora. Entonces, todo fue filmado con una lente de zoom y dos cámaras digitales en dos tecnogrúas. Y, simplemente, las movieron y se acercaron y alejaron”, explicó Ewan McGregor para comparar el trajín de Obi-Wan Kenobi con el de Star Wars: El ataque de los clones. “Y esa fue la nueva configuración, y el [cordón] umbilical llegaba a una gran carpa en la esquina del escenario que zumbaba. Era muy ruidoso: «¡Brrrrr!»”.

Bajo el dominio del Imperio, Obi-Wan Kenobi emprende una misión trascendental

Ya disponible en Disney+

“Y, en la posproducción, se dieron cuenta al final de que el ruido que hacían estaba exactamente en la frecuencia de la voz humana. Así que tuvimos que hacer ADR [grabación adicional de diálogos] en cada línea del Episodio II [2002]”, recuerda el artista. “Ninguno de los diálogos originales se quedó por eso, porque las cámaras eran muy nuevas, y ninguno de los errores se había resuelto todavía. Así que, en comparación con lo que estamos haciendo ahora, es como la noche y el día”.

Por qué suelen volver a grabarse los diálogos de una película

obi-wan kenobi ewan mcgregor entrevista disney+ star wars: el ataque de los clones
Lucasfilm | Disney+

La regrabación de diálogos es un procedimiento bastante habitual en la industria cinematográfica de Estados Unidos y, como supondréis, consiste en sustituir el audio de las conversaciones o los monólogos de los personajes durante una filmación, sea cual sea su longitud, por otro que se obtiene en un estudio especializado con los mismos actores. Pero no necesariamente al completo, sino solo aquellas partes en las que la nitidez del sonido no resulta adecuada.

Las razones por las que ocurre esto son diversas, y los rodajes en exteriores, el escenario usual. Con los ruidos de la naturaleza, como el viento, el oleaje o incluso un perrete que ladra de forma imprevista, o del tráfico en la ciudad, de un avión que sobrevuela al equipo y cosas semejantes, que interfieren en la captación precisa de las voces del elenco. Pero también los pasos las personas que intervienen en la grabación de un travelling, que suelen ser tres o cuatro.

Los murmullos y los cuchicheos, igualmente, pueden ocasionar problemas, tanto de los propios actores, por que los micrófonos no alcanzan a pillar bien lo que dicen, como de los de alrededor que no guardan el correspondiente silencio. O las cámaras digitales estruendosas en Star Wars: El ataque de los clones, según ha referido Ewan McGregor. Pero estas dificultades enojosas no constituyen lo único que motiva la grabación adicional de los diálogos.

Ewan McGregor, el joven Obi-Wan Kenobi, comprende al pionero George Lucas

obi-wan kenobi ewan mcgregor entrevista disney+ star wars: el ataque de los clones
Lucasfilm | Disney+

Haber logrado un sonido limpio no implica, así pues, que alguien como George Lucas o Deborah Chow, realizadora de Obi-Wan Kenobi para Disney+, no decidan acudir a un estudio con la insonorización indispensable para que miembros del reparto reiteren sus líneas; o prueben otras. Por la necesidad de corregir alguna inflexión o el tono de la escena y hasta añadir frases para que se refuerce el sentido del conjunto o aprovechar para meter ingredientes sonoros que no estaban antes.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Para que no nos enteremos de este parche ineludible, se acostumbra a usar el mismo micrófono del rodaje previo, y los intérpretes se esfuerzan para la sincronización con sus labios en las imágenes. Y, pese a que sería una lata ponerse con ello por culpa de las cámaras de Star Wars: El ataque de los clones, no se puede mostrar más comprensivo Ewan McGregor: “George [Lucas] fue pionero en esa tecnología”, admitió. “Y entonces, por supuesto, quería utilizarla tanto como pudiera”.