El 10 de mayo será recordado como uno de los más significativos de la industria de los videojuegos durante 2022. Después de meses de rumores y especulación, Electronic Arts anunció que, a partir de 2023, FIFA cambiará de nombre a EA SPORTS FC. Ahora bien, para llegar a este momento tuvimos que atravesar una serie de sucesos que vale la pena recordar, pues fueron el detonante de una situación que, siendo sinceros, era inimaginable hace unos años.

Antes de continuar, primero hay que dejar clara una cosa: independientemente de los gustos personales de cada jugador, FIFA es una de las franquicias más grandes de los videojuegos. Año con año, ocupa los primeros puestos de ventas a nivel global, compitiendo estrechamente con otros gigantes como Call of Duty y Grand Theft Auto, por mencionar solo un par. Es por esta razón que el cambio de nombre, pero sobre todo las consecuencias que trae consigo este movimiento, no se pueden tomar a la ligera.

¿Por qué EA está renunciando a un nombre que ha acompañado a su franquicia deportiva durante 30 años? Las causas son más complejas de lo que crees. Tenemos que remontarnos a octubre de 2021, cuando EA aprovechó una llamada con inversionistas para soltar la primera bomba: estaban considerando cambiar el nombre de FIFA. Lo anterior se debe a que el acuerdo de licencia actual con la FIFA, la organización que rige el fútbol mundialmente, estaba a punto de llegar a su fin. Concretamente en 2023, tras la Copa del Mundo de Catar.

En estos casos, lo normal sería pensar que ambas instituciones se sentarán a negociar un nuevo acuerdo que extienda su relación y que satisfaga a todos. El problema es que la FIFA, consciente del éxito del juego, quiso aprovechar la posible renovación para llenarse los bolsillos como nunca antes. No es un secreto que esta organización prioriza el negocio por encima de todo lo demás.

Las exigencias económicas de la FIFA

De acuerdo a la información de The New York Times, la FIFA pedía 1.000 millones de dólares por renovar la licencia durante cuatro años (un ciclo mundialista). No obstante, como este tipo de contratos suelen firmarse por 10 años, EA tenía que desembolsar 2.500 millones de dólares. La cifra, evidentemente, es abismal; incluso para EA que es una compañía con ingresos multimillonarios. Además, es más del doble que lo que pagaron por el acuerdo anterior.

Pero más allá de las exigencias económicas, la FIFA también pretendía limitar el alcance de su marca con EA. Lo anterior se debe, principalmente, a que la compañía estadounidense utiliza el nombre en competiciones oficiales e incluso en un modo de juego que genera ingresos por sí solo. Me refiero, por supuesto, a FIFA Ultimate Team. En resumen: la FIFA quería cobrar licencias diferentes para cada propuesta.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA

Con las condiciones de la FIFA ya sobre la mesa, Electronic Arts tuvo que analizarlas a detalle. ¿Realmente valía la pena desembolsar 2.500 millones de dólares por un "simple" nombre? Hay que recordar que las licencias de equipos, competiciones locales y jugadores no se negocian con la FIFA.

El momento clave en que el cambio de nombre se vio como una posibilidad real, fue cuando Andrew Wilson, CEO de Electronic Arts, empezó una campaña interna para convencer a los empleados de no seguir adelante con la negociación. Y, por consiguiente, abandonar la marca FIFA. Estas fueron las declaraciones del directivo filtradas por VGC:

"Básicamente, lo que obtenemos de la FIFA en un año sin Mundial son las cuatro letras que aparecen al frente de la caja, en un mundo donde la mayoría de la gente ya ni siquiera ve la caja porque compra el juego digitalmente."

Andrew Wilson

Tras los múltiples reportes que evidenciaron una auténtica novela, EA confirmó que no va a renovar la licencia de la FIFA. El juego cambiará de nombre 30 años después. Desde el organismo deportivo, a través de su presidente Gianni Infantino, también tuvieron palabras para referirse al rompimiento

"Puedo asegurarles que el único juego auténtico y real que tenga el nombre de FIFA será el mejor disponible para los jugadores y fans del fútbol."

Gianni Infantino

Las ventajas y desventajas de abandonar la marca FIFA

Ahora que ya es oficial, es posible analizar cuáles son las ventajas de no renovar la licencia de la FIFA. Sin embargo, no todo son buenas noticias para EA, pues igualmente existe una desventaja clave que puede entorpecer el crecimiento de EA SPORTS FC, al menos en un principio.

En febrero, Andrew Wilson dijo que la licencia de la FIFA no les permitía introducir el número de innovaciones que ellos deseaban para mejorar su título deportivo.

"Nuestros jugadores nos dicen que quieren más marcas culturales y comerciales relevantes para ellos en sus mercados… marcas como Nike. Pero como la FIFA tiene relación con Adidas, no podemos hacerlo. Nuestros jugadores nos dicen que quieren más modos de juego, cosas diferentes más allá del 11v11 y diferentes tipos de juego. Te diría que ha sido una lucha para conseguir que la FIFA reconozca los tipos de propuestas que queremos crear, porque dicen que nuestra licencia sólo cubre ciertas categorías. Nos dicen que quieren que nos movamos muy rápido. Y para ello, necesitamos un nivel de libertad para ser realmente creativos, innovadores y experimentar en el mercado."

Andrew Wilson

Con su declaración podemos entender, entonces, que EA SPORTS FC romperá con todas esas barreras creativas y comerciales que la FIFA imponía en su licencia. ¿Cómo se traducirá esto en la experiencia jugable? Es posible que la nueva franquicia introduzca modalidades y mejoras que los jugadores han estado solicitando durante años. Por otra parte, EA tiene vía libre para innovar con modos y modelos de negocio. En la presentación de EA SPORTS FC lo dejan claro:

"Esta nueva plataforma independiente brindará nuevas oportunidades para innovar, crear y evolucionar. Es mucho más que un simple cambio de nombre: como EA SPORTS, estamos comprometidos a garantizar que EA SPORTS FC sea un símbolo de cambio."

EA

Pero antes de alcanzar los beneficios que supone dejar de depender de una marca, EA tendrá que enfrentarse a una realidad irrefutable: FIFA tiene una solidez y reconocimiento muy grande. Sin duda, para Electronic Arts será muy complicado posicionar EA SPORTS FC. Hoy en día, casi cualquier persona relaciona "FIFA" con el videojuego de fútbol, y no tanto con el organismo que controla dicho deporte.

Así pues, la empresa tendrá que dedicar un gran esfuerzo e inversión en marketing para que la gente reconozca a EA SPORTS FC como el sucesor de FIFA. Para las personas que estamos involucrados en la industria de los videojuegos, ya sea como prensa o consumidores que suelen mantenerse informados sobre los acontecimientos del sector, no será problema. Pero el asunto cambia para aquel público casual que no conoce más allá del jugador que ocupa la portada.

Quizá tengan varios que pasar años hasta que la gente se olvide del nombre FIFA como videojuego de fútbol, suponiendo que el marketing de EA logre su objetivo…