El posible cambio de nombre de FIFA, el exitoso videojuego de fútbol, está generando demasiada conversación. Y no es para menos, pues estamos hablando de un título tremendamente popular que año tras año aparece en la lista de los más vendidos. Además, guste o no, es una franquicia que nos ha acompañado durante décadas. Si bien EA todavía está estudiando la situación, un reporte del The New Times explica los motivos que han provocado este alboroto.

De acuerdo al citado medio, todo se debe a que la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), quiere cobrar más por el uso de su nombre en el mencionado juego. Dicho organismo estaría exigiendo a EA 1.000 millones de dólares por cada ciclo mundialista, es decir, por cada 4 años. Teniendo en cuenta que el acuerdo sería por 10 años, la cifra alcanzaría los 2.500 millones de dólares.

Evidentemente, en Electronic Arts no lo ven buenos ojos; sobre todo porque la FIFA está solicitando más del doble de lo acordado en el contrato anterior. No obstante, es evidente que el máximo organismo del fútbol es consciente que el videojuego genera ganancias descomunales todos los años. A menos que vivas en una cueva, sabrás que la FIFA constantemente se las ingenia para incrementar sus ingresos en donde sea posible. Ahora que tienen la oportunidad de hacerlo a través del videojuego, no lo piensan desaprovechar.

Pero más allá de los números, la FIFA también quiere limitar el alcance de su nombre en la franquicia de Electronic Arts. Lo anterior se debe a que la editora estadounidense también usa el nombre en torneos y productos digitales. De hecho, esto último podría estar relacionado con el interés de EA de explorar los NFT de FIFA Ultimate Team, que es el modo de juego más lucrativo.

Así pues, EA y la FIFA tienen hasta finales de 2023, precisamente tras finalizar el Mundial de Catar, para llegar a un acuerdo o tomar rumbos distintos. El problema es que la compañía no puede permitirse esperar tanto, pues el anuncio de la entrega anual de FIFA suele ocurrir entre abril y junio de cada año.

Si la negociación no llega a buen puerto, FIFA 23 ni siquiera verá la luz. No obstante, parece que ya tienen un plan B como respaldo. Según VGC, en semanas recientes registraron la marca "EA Sport FC" en la Oficina de la Propiedad Intelectual del Reino Unido. ¿Será este el nombre del título deportivo a partir del siguiente año? Lo sabremos en unos meses —o menos—.