Rumores de una posible compra han empezado a gestarse en torno a Ubisoft. La editora francesa, responsable de exitosas franquicias de videojuegos como Assassin's Creed, Ghost Recon y Far Cry, entre otras, estaría ganándose el interés de firmas de capital de inversión que analizarían adquirirla.

Según reporta Bloomberg, al menos dos fondos dedicados a la compra de empresas estarían persiguiendo esta posibilidad. El citado informe menciona a KKR & Co. y Blackstone Inc. como las principales compañías que podrían presentar ofertas para hacerse con la firma dirigida por Yves Guillemot.

No obstante, también se indica que Ubisoft aún no ha iniciado conversaciones formales con ninguna de las partes supuestamente interesadas. De modo que una hipotética negociación podría no darse en lo inmediato, si es que finalmente sucede.

Esta no es la primera vez que se habla con fuerza sobre un interés de compra sobre Ubisoft. Ya existieron rumores cuando el estudio se vio envuelto en un escándalo por acoso sexual al estilo Activision Blizzard; y también se lo ha considerado como una opción viable para pasar a formar parte del catálogo de PlayStation Studios.

No solo eso, hasta desde la propia compañía han dejado la puerta abierta para ser adquiridos. "Ubisoft puede seguir siendo independiente: tenemos el talento, la escala financiera y una gran cartera de propiedad intelectual original. Habiendo dicho eso, si existiera una oferta para comprarnos, por supuesto que la junta directiva la revisaría en interés de todas las partes involucradas", declaró Guillemot algunos meses atrás.

¿Ubisoft será el próximo gran editor de videojuegos en cambiar de dueños?

El comienzo de 2022 ha tenido un tremendo impacto en la industria de los videojuegos, con múltiples adquisiciones multimillonarias. Las tres más notorias han sido las de Activision Blizzard, que quedará bajo control de Microsoft por casi 69.000 millones de dólares; Zynga, que se ha sumado a Take-Two a cambio de $12.700 millones; y Bungie, que ha sido comprada por Sony por $3.600 millones.

¿Buscará Ubisoft ser el próximo gran estudio que cambie de manos? La información disponible no parece ser lo suficientemente contundente como para afirmarlo, pero no se puede descartar de plano. Al fin y al cabo, la editora francesa ha sufrido una caída muy fuerte en el precio de sus acciones en el último año (alrededor del 45%) y hoy cuenta con una valuación de 5.380 millones de dólares, bastante lejos de los $11.940 millones que llegó a valer en 2020.

Esto la ubica en un espacio muy interesante en el mercado ya que, viendo las cifras que se han gastado solo en lo que va de 2022 en compras y fusiones, no resultaría una adquisición demasiado "cara". Y la riqueza de su catálogo de propiedad intelectual podría facilitar que un hipotético nuevo dueño recupere la inversión.

Por lo pronto, Ubisoft no revela demasiado de cara al futuro. Consultados por Bloomberg sobre el aparente interés de las firmas de capital de inversión, desde la empresa optaron por no manifestarse al respecto; no obstante, indicaron que han creado "una cartera sólida" y que están "en una posición ideal para capitalizar las oportunidades emergentes en medio del rápido crecimiento de la industria".