Desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania, el manejo de la información ha desatado una guerra aparte entre el gobierno de Vladimir Putin y el resto del mundo. Por ello, no sorprende que quienes viven en Rusia hayan adoptado el uso de herramientas para evadir el bloqueo a los principales medios informativos de Occidente.

Según Cloudflare, los internautas rusos han elegido varias herramientas para escapar de la censura y acceder a medios informativos del Reino Unido, Francia y Estados Unidos. El dato va acompañado por estadísticas que muestran un incremento marcado en el uso de software y aplicaciones para navegar por la web de forma privada y sin restricciones.

En otros países, las apps de iOS y Android más descargadas en la primera mitad de marzo fueron juegos y redes sociales. En Rusia, en cambio, el primer lugar del ranking fue para WARP/1.1.1.1; estamos hablando de un recursor de DNS desarrollado por la propia Cloudflare, que explotó en popularidad en territorio ruso tras desatarse la guerra de Ucrania.

Según la información proporcionadas por dicha aplicación, los usuarios que se conectaban desde Rusia lo hacían para evitar el bloqueo oficial y así llegar a medios informativos occidentales. El pico de uso se dio un par de semanas después de iniciada la invasión; desde entonces se ha visto una caída, pero su utilización continúa en niveles muchos más altos que previo al inicio del conflicto bélico.

De acuerdo con los datos obtenidos, el uso de utilidades como WARP/1.1.1.1 desde Rusia ha permitido quintuplicar el tráfico hacia un "reconocido periódico estadounidense", por mencionar un ejemplo.

La guerra de Ucrania y la batalla por la información

Imagen: Cloudflare

Más allá de lo que ha ocurrido con su propia utilidad, Cloudflare también menciona las otras aplicaciones que han sido las más descargadas de la App Store y la Play Store desde que comenzó la guerra de Ucrania. En su mayoría son VPN y servicios de mensajería que permiten establecer comunicaciones privadas, como Telegram.

Queda claro que controlar la narrativa del conflicto rusoucraniano es algo que excede a lo que ocurre en el campo de batalla. Como así también que no todos en Rusia están de acuerdo con lo que está sucediendo desde fines de febrero en territorio ucraniano; y que no son pocos quienes buscan un punto de vista diferente al de medios patrocinados por el Kremlin como RT y Sputnik.

Recordemos que desde que se inició la invasión de las fuerzas militares rusas, grandes plataformas como Facebook, Twitter, YouTube y Spotify vetaron a los medios informativos oficiales de Rusia. Como represalia, el gobierno de Putin bloqueó el acceso a las redes sociales más importantes del mundo y hasta presionó a quienes editaban la página de Wikipedia dedicada a la guerra de Ucrania. También circularon versiones de que se estudiaba desconectar a Rusia por completo de internet, cosa que hasta aquí no ha sucedido (y que es improbable que ocurra).

Otro dato interesante es que Cloudflare ha detectado —y bloqueado— un importante incremento en los ataques DDoS originados desde redes rusas. Y si bien menciona que es muy difícil atribuir dichas amenazas de ciberseguridad porque muchas se lanzan de forma remota, sí se han convertido en un recurso muy utilizado durante la guerra de Ucrania.