La enigmática Lady Whistledown ha tenido un papel más que relevante en la segunda temporada de Los Bridgerton. Las intrigas en la Londres de la Regencia volvieron a tener por centro motor las publicaciones del esquivo personaje. Pero más allá de eso, también dejó claro que la fórmula del corresponsal anónimo y malicioso en mitad de situaciones complicadas no deja de funcionar. Esta vez, Anthony y Kate han tenido que lidiar con los problemas del cotilleo de alto nivel. Por supuesto, la que sufrió los peores momentos ha sido Eloise, envuelta en una red de engaños que Lady Whistledown llevó a un punto peligroso. 

Al final, el desenlace dejó claro que la voz enigmática que mueve los hilos en el Londres de la serie aumentará en importancia en las siguientes temporadas. Algo que, de nuevo, hace que las comparaciones sean inevitables con otras cotillas del mundo de las series. La ya conocida discusión de cuánto se parecen Los Bridgerton a Gossip Girl — cualquiera de sus versiones — vuelve a estar en el tapete. En especial, porque para sus nuevos capítulos, la serie de Netflix jugó con el hecho de la identidad de Whistledown. A la vez, como un reflejo de lo que realmente ocurre más allá de los fastuosos escenarios y los delicados modales cortesanos. 

Gossip Girl, disponible en HBO Max, lo hizo a lo largo de seis temporadas. De hecho, su nueva versión utiliza de manera más puntual el recurso al incluirlo dentro del fenómeno de las redes sociales. Pero más allá de los detalles más complicados o la nueva dimensión de la cultura de la obsesión social por lo privado, una cosa es evidente: tanto la voz insidiosa de Gossip Girl como Lady Whistledown muestran el mismo lado malicioso de la información y la especulación. En especial, en medio de intrigas emocionales y románticas cada vez más complejas. Por supuesto, la gran pregunta es: ¿cuál de las series lo hace mejor? ¿Quién de las dos voces anónimas y chismosas es más maliciosa y puntual? 

Te dejamos una lista de cinco razones por las Lady Whistledown es mucho más interesante que Gossip Girl. En especial durante la segunda temporada de Los Bridgerton

Lady Whistledown de Los Bridgerton se enfrenta a un poder real 

Mientras que Gossip Girl quiere dejar al descubierto los entresijos de la alta sociedad de Nueva York, Lady Whistledown tiene un objetivo más puntual. De una u otra forma, y mucho más en la segunda temporada de Los Bridgerton, el personaje se enfrentó a la todopoderosa Reina Charlotte. De hecho, en una de las escenas cumbres del capítulo final de temporada, Lady Whistledown insiste en que “desafió y contradijo” a la Reina. Ya no se trata solo de relevar los chismes de una sociedad cerrada y maliciosa. También la de apuntar a los errores del poder, sus contradicciones y momentos más duros. 

Para la segunda temporada de Los Bridgerton, Lady Whistledown se convierte entonces en una figura de confrontación. Quizás, la única capaz de contradecir al poder de la Reina y de señalar sus errores. Una condición que la hace una voz más poderosa y más interesante que su contraparte más contemporánea. 

Lady Whistledown está en reales problemas y sabe cómo lidiar con ellos 

Para la segunda temporada de Los Bridgerton, la Reina Charlotte decidió que descubriría a cualquier costo la identidad de Lady Whistledown. Lo que supuso, además, un interesante giro argumental y un hecho concreto. Mientras que Gossip Girl siempre estuvo al borde del desastre social, Lady Whistledown está en riesgo mucho más complicado. De hecho, para los capítulos finales de su segunda temporada, Los Bridgerton deja entrever el riesgo que supone contradecir al poder. Y además, el que detenta una regente con una personalidad tan particular como la Reina Charlotte.

Un punto de interés en el programa es que Lady Whistledown se está convirtiendo con lentitud en algo más que la responsable de cotilleos. De hecho, para el último capítulo, el alter ego del personaje analiza el valor de una voz libre en mitad de una sociedad claustrofóbica. Toda una evolución de interés para las nuevas temporadas. 

Lady Whistledown tiene motivaciones más complicadas

La Lady Whistledown de Bridgerton decidió comenzar a escribir para descubrir los secretos de la extraña sociedad londinense de su época. Razones parecidas a las que impulsaron a Gossip Girl a comenzar con el mismo hábito. 

Pero a medida que ambas series avanzaron, el motivo por el cual una y otra revelan los misterios de sus allegados, cambian. En Gossip Girl todo llevó a la conclusión de que Dan Humphrey necesitaba expiar cierta culpa y por eso creó el personaje. Por el contrario, en Los Bridgerton todo es más profundo. Lady Whistledown parece ser una combinación entre la necesidad de libertad y la afirmación de la personalidad. Al mismo tiempo, una exploración consciente sobre los límites culturales y sociales de una época complicada. Una vuelta de tuerca al concepto que resulta mucho más sugerente. Si tomamos en cuenta que una mujer — y escritora — para la Inglaterra era más que una rareza, la decisión de Lady Whistledown es controversial por necesidad. 

Lady Whistledown en Los Bridgerton tiene serios conflictos morales 

Gossip Girl nunca pareció especialmente preocupada por lo que podrían provocar sus chismes y cotilleos. Pero Lady Whistledown sí lo está. Tanto como para que alter ego deba maniobrar como puede para evitar que sus familia y cercanos puedan salir lastimados por su iniciativa. 

Con la Reina Charlotte obsesionada por su identidad u todo el poder de la corona en sus talones, el personaje es consciente del riesgo. A la vez, que escribir es una forma de libertad y una consciente forma de contradecir a la Corte y sus decisiones. Un panorama por completo distinto al de Gossip Girl

Lady Whistledown quiere convertirse en escritora

Y lo más importante, Lady Whistledown tiene aspiraciones que van más allá de un boletín de cotilleos. Durante la segunda temporada de Bridgerton, su alter ego pasó varias secuencias analizando el poder que tienen sus palabras. También, la forma de hacerse más precisa, inteligente y demostrar su talento.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Mientras que Gossip Girl solo estaba interesada en difundir rumores, Lady Whistledown prepara el terreno para algo más ambicioso y complicado.