Elon Musk ha comprado Twitter por 44.000 millones de dólares. Después de largas jornadas de especulación, el magnate ha ganado control total sobre la red social, que dejará de cotizar en la bolsa y se convertirá en una empresa privada cuando se finalice la transacción. En las horas previas a conocerse esta noticia, el empresario de origen sudafricano había dado pistas que se podían relacionar con este desenlace; la más importante, un mensaje contra sus detractores.

El CEO de Tesla y SpaceX aseguró que quiere que sus "peores críticos" sigan utilizando Twitter, para favorecer la libertad de expresión. "Espero que hasta mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión", dice el tuit en cuestión. Como era de esperarse, la publicación no ha pasado desapercibida, recibiendo más de 1 millón de Me Gusta y por encima de 150.000 retuits en las primeras dos horas a disposición.

Esto podría considerarse como la forma elegida por Elon Musk para mostrar su buena voluntad, incluso con los usuarios que están en completo desacuerdo con que compre la red social. El empresario ha sido crítico de Twitter por su aparente falta de libertad de expresión, y ha asegurado que intentará "liberar todo su potencial". No obstante, existen grandes dudas con respecto a cómo lo logrará y cuál será el impacto sobre las políticas de moderación de contenido de la compañía.

La semana pasada, por ejemplo, Twitter anunció que prohibiría los anuncios que promuevan la negación de las causas y efectos del cambio climático. Si bien la decisión se dio a conocer como parte de los compromisos de la empresa por el Día de la Tierra, también ha sido vista como una prueba para Elon Musk. Es que este es uno de los casos en los que el empresario afronta posturas contradictorias; por un lado, promover esfuerzos a través de Tesla para masificar el uso de energías renovables y combatir el cambio climático; por el otro, permitir que los negacionistas continúen generando dudas en torno al calentamiento global y la crisis medioambiental, cuando existe probada evidencia científica para desmentirlos.

Elon Musk quiere 'desbloquear el potencial de Twitter' y liberar sus algoritmos

Photo by Joshua Hoehne on Unsplash

En las declaraciones formales que se divulgaron con el anuncio de la compra de Twitter, Elon Musk volvió a enfocarse en la libertad de expresión; no obstante, fue un poco más allá. El nuevo dueño de la red social también ratificó su compromiso para luchar contra los spambots, uno de los problemas más graves de la plataforma; así como su intención de verificar a todos los usuarios humanos y hacer que los algoritmos sean open source.

La libertad de expresión es la base de una democracia que funcione, y Twitter es la plaza pública digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad. También quiero que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de spam y autenticando a todos los humanos. Twitter tiene un enorme potencial. Espero trabajar con la empresa. y la comunidad de usuarios para desbloquearlo.

Elon Musk, sobre la compra de Twitter.

Los algoritmos de Twitter siempre han sido motivo de controversia, y será interesante ver qué propone Elon Musk con su posible liberación. En los últimos años la red social ha lanzado distintas iniciativas para atender sus deficiencias, como el recorte de imágenes que favorecía a personas blancas. La propia compañía reconoció que existía un sesgo en su código que favorecía la discriminación y la amplificación de contenido político de derecha. Ya veremos cuál es el enfoque del nuevo dueño de la compañía sobre este tema.