Twitter ha dado un nuevo paso para luchar contra la negación del cambio climático. La red social anunció que prohibirá los anuncios que promuevan una mirada que contradiga el consenso científico en relación a la crisis medioambiental. La novedad es parte del compromiso asumido por la plataforma por el Día de la Tierra.

La determinación de la compañía pretende limitar el alcance de los grupos negacionistas y se suma a decisiones similares que ya tomaron Google y Facebook. De esta manera, todas las publicidades que intenten negar o condicionar las causas y consecuencias del cambio climático quedarán alcanzadas por la política de contenido inapropiado de Twitter.

"Creemos que el negacionismo climático no debe monetizarse en Twitter y que los anuncios engañosos no deben restar valor a las conversaciones importantes sobre la crisis del clima", indicaron desde la red social. Vale mencionar que para poner esta medida en práctica, los dirigidos por Parag Agrawal utilizarán informes provenientes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que pertenece a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, el compromiso de la plataforma para combatir la desinformación sobre el cambio climático no se limitaría a la prohibición de anuncios negacionistas. Twitter también promete que pronto habrá novedades en cuanto a nuevas herramientas para "sumar un contexto confiable y autorizado a las conversaciones" sobre esta temática. "Reconocemos que la información engañosa sobre el cambio climático puede socavar los esfuerzos para proteger el planeta", explicaron.

La lucha contra los negacionistas del cambio climático puede ser la próxima polémica de Twitter

En los últimos años nos hemos topado con un choque muy fuerte entre las principales redes sociales y el negacionismo. Esto se ha potenciado por la pandemia, con la viralización de noticias falsas sobre la COVID-19 y la explosión de los grupos antivacunas. Sin embargo, los cruces por el cambio climático no son precisamente nuevos, y exceden ampliamente las discusiones que se dan en la virtualidad.

Pero que Twitter prohíba los anuncios que nieguen el cambio climático ya ha comenzado a generar ruido entre los autoproclamados "defensores de la libertad de expresión". Por ello, será interesante ver cómo impacta en la novela que protagoniza Elon Musk en su intento por comprar la compañía.

El propio magnate ha sido uno de los principales críticos de Twitter por su aparente falta de libertad de expresión. Sin embargo, también es uno de los principales impulsores del uso de energías renovables para proteger el Medio Ambiente. Por ende, esta situación podría convertirse rápidamente en una pesada contradicción para el CEO de Tesla y SpaceX.

"A veces la gente está triste por el futuro y se pregunta si resolveremos la sostenibilidad energética; o cree que ya es demasiado tarde debido al cambio climático. Quiero asegurarles que pueden tener esperanzas en el futuro; que deberían tener esperanzas en el futuro. Este problema se resolverá y esta fábrica es un gran paso en esa dirección", dijo Musk recientemente, durante la inauguración de la Gigafactory Berlín de Tesla.

Más allá de esto, Twitter sigue alentando las discusiones relacionadas a la protección del planeta. De acuerdo con la red social, las conversaciones sobre sustentabilidad se han incrementado un 150% en la plataforma desde el último año.