La cruzada de Elon Musk por comprar Twitter lo está convirtiendo en una especie de político en campaña. El magnate ha usado su cuenta en la red social para lanzar promesas sobre lo que hará una vez que sea dueño de la compañía. La más reciente tiene que ver con eliminar los bots de spam, uno de los males más añejos de la plataforma.

Elon Musk declaró que si su oferta para comprar Twitter tiene éxito, derrotará a los bots de spam o morirá en el intento. En un segundo tweet, el CEO de Tesla anticipó que autenticará a todos los humanos reales.

Posteriormente, Pranay Pathole — una fan de Musk — publicó que si se acepta la oferta, Elon se enfocará en resolver los problemas reales. "Hacer el algoritmo de la plataforma de código abierto, eliminar los bots de spam, la funcionalidad de editar, cumplir estrictamente con la libertad de expresión y un proceso de verificación más simple." dijo. Como siempre, Elon Musk le respondió con un simple "Sí".

Eliminar los bots es parte de la estrategia de Elon Musk por desbloquear el potencial extraordinario de Twitter. El magnate cree que el spam es uno de tantos males que aquejan a la compañía, aunque no tan severo como la moderación de contenido.

Elon Musk quiere desbloquear el potencial de Twitter

Credit: Hannes Johnson

Musk siempre se ha mostrado a favor de que los usuarios compartan sus opiniones, sin importar si son polémicas o no. Según él, Twitter viola un derecho humano fundamental al censurar, moderar u ocultar contenido que no es ilegal. Hace un año, Elon criticó a las grandes tecnológicas por actuar como el árbitro de facto de la libertad de expresión.

Es importante mencionar que la libertad que propone Musk podría ir en contra de las políticas de Twitter, algo que ya causó polémica entre ciertos sectores. Por un lado están quienes creen que la estrategia favorecería el acoso y desinformación en la plataforma. La cultura de odio contra las minorías — a veces potenciada por Musk — es un temor constante entre algunos empleados. Por otro lado están los políticos de derecha y usuarios conservadores que ven con buenos ojos la medida, e incluso sugieren que se levante el veto a Donald Trump.

Pese a que este tema domina los titulares, lo cierto es que Twitter necesita a alguien que implemente mejoras en la plataforma de un modo más eficiente. A la red social le tomó más de 10 años aumentar el límite de caracteres y 15 para anunciar un botón para editar tweets. En contraste, plataformas como Facebook, Instagram o TikTok integran funciones más rápido y se adaptan a las necesidades de sus usuarios.