La prueba de Twitter y los 280 caracteres ha llegado a su fin. Las pruebas llevadas a cabo por Twitter con algunos usuarios seleccionados han dado sus frutos, al menos en lo que se refiere a inteligencia para la propia compañía, que puede ser traducida en nuevos servicio y funciones dentro de la red social. Lo primero, que la compañía extenderá el límite de caracteres para todos los usuarios hasta los 280 siempre y cuando se trate de cuentas en idiomas en los que la restricción de 140 era una barrera.

Y es que precisamente esta barrera que para muchos idiomas suponen los 140 caracteres fue lo que motivó a Twitter a poner en marcha este experimento. No obstante, con estas pruebas la compañía ha sacado algunas conclusiones interesantes. Por ejemplo muchas de las cuentas que tenían activado los 280 caracteres, llegaban principalmente a este límite durante los primeros días del experimento porque era la novedad, pero poco a poco volvieron a la media de sus tweets anteriores.

De esta forma, pese a que tener disponibles más caracteres, la mayoría de las veces los usuarios no han sobrepasado el límite de
los 140 caracteres, preservando así la naturaleza de brevedad de Twitter, por lo que aunque la posibilidad estaba disponible, Twitter dice que solo se ha utilizado en momento puntuales en los que el usuario quería contar algo más, fuera de la novedad de los primeros días.

Hasta ahora, y según datos de la compañía, solo el 9% de los tuits en inglés y el 5.3% de los tuits en español alcanzaba el límite
de caracteres. Con la ampliación estos números han caído mucho más, hasta el 1% en inglés y al 0.8% en español. De hecho, según twitter solo el 5% de los tuits enviados tenía más de 140 caracteres y solo el 2% tenía más de 190 caracteres, por lo que el aumento de caracteres no parece que vaya aumentar el ruido una vez pasada la novedad de los primeros días.