Red, el más reciente estreno de Pixar, tomó varios riesgos a la vez. El mayor, utilizar la premisa de una niña que se transforma en un panda rojo según su humor como metáfora de los cambios físicos femeninos. Se trata de un giro maduro a uno de los elementos más reconocibles del estudio. Durante su fructífera filmografía, los creadores han utilizado el apartado visual e ingeniosos giros de guion para analizar temas complejos. Pixar es un compendio de las mejores metáforas del cine.

Desde el amor, el miedo, los primeros años de la vida adulta, hasta la muerte. Una y otra vez, las metáforas de Pixar han brindado lugar a la reflexión sobre los grandes debates intelectuales desde ángulos novedosos. También uno a menudo innovador y conmovedor. La habilidad del estudio para crear metáforas poderosas con un considerable atractivo argumental se ha convertido en uno de sus sellos. 

Por supuesto, para Pixar se ha convertido en un reto superar sus metáforas más elaboradas. También de dotarlas de una humanidad más profunda que permita a sus personajes profundizar en tópicos dolorosos con sencillez y elocuencia. Después de todo, Pixar se ha hecho experto en mostrar la complicada naturaleza humana desde símbolos traviesos. Te dejamos una lista de las ocasiones en que lo ha hecho de manera más elaborada. 

La menstruación en Red

La historia de la tumultuosa adolescencia de Mei (Rosalie Chiang), y su increíble herencia familiar, es una brillante metáfora de Pixar sobre los cambios físicos femeninos. En especial, la menstruación. La película utiliza la imagen de la niña que se transforma en un panda rojo gigante durante estallidos de humor, como una exploración a la pubertad. 

El resultado es una extraña, a veces exagerada, pero siempre divertida visión sobre una época confusa. Sobre todo lo que ocurre en medio de esos profundos cambios corporales que superan toda explicación que todo adolescente atraviesa.

La muerte en Soul

Ya lo sabemos: Soul de Disney+ y Pixar se ganó la extraña reputación de ser la película más filosófica del estudio. Y también, la que parece haber cruzado la línea invisible entre el contenido para adultos y niños en las premisas de sus argumentos. Pero a pesar de las críticas y el desconcierto general, algo está claro. La metáfora de Pixar sobre la muerte en Soul es una de las más sensibles del cine reciente. 

Con sus personajes haciéndose preguntas sobre la trascendencia de la conciencia, la búsqueda de la identidad y el propósito de la vida, Soul brilla argumentalmente. También, se convirtió en una mirada analítica sobre temas en apariencia difíciles de mezclar con el entretenimiento puro y las risas. El resultado es una extraña combinación de elementos que no siempre funcionan de manera apropiada. Pero una cosa es seguro: la gran metáfora de PIXAR sobre el tránsito de la vida y de la muerte, conmovió al público. Y dejó pensando a buena parte de la audiencia sobre temas que por lo general no son fáciles de asimilar. 

La madurez en Toy Story 3

La historia de Pixar podría dividirse con facilidad en antes y después de Toy Story. Pero en particular, en ese momento de estremecedora belleza en que Andy, convertido en un adulto, obsequia sus juguetes. La secuencia, que cierra de manera parcial la historia clásica del estudio, es también la más dolorosa metáfora de Pixar sobre el crecimiento

Una que podría aplicarse no solo a su público — que creció con la saga de la pandilla de Woody — , sino también en cierta forma a la de sus producciones, sobre todo en Toy Story 3. Y aunque después hubo una cuarta entrega que intentó cerrar algunos hilos argumentales sueltos, la audiencia lo tuvo claro. El adiós de Andy al mundo infantil que le consoló por años fue una forma para Pixar de despedir su propia niñez creativa. 

El miedo en Monstruos SA

La premisa de una empresa de monstruos que trabajan para ganarse el grito de miedo de cada día podría haber resultado inquietante. Pero Pixar logró crear una de sus metáforas más elaboradas y sinceras al dotarla de una reflexión sobre el miedo en Monstruos S.A. Una que además incluyó los diferentes matices del crecimiento intelectual y espiritual de sus personajes. Y varias de las escenas clásicas del estudio. 

El Mike Wazowski de Billy Cristal y el Sullivan de John Goodman convirtieron el temor en una búsqueda de amor y reconocimiento. También en un símbolo elaborado de la curiosidad intelectual y la ternura. Por supuesto, es la encantadora Boo de Mary Gibbs la que se lleva los laureles. Su “gatito” y su dulce llanto de miedo es quizás uno de los momentos más estremecedores de la filmografía del estudio. Y también una de las metáforas de Pixar que logró mostrar con mayor elocuencia la inocencia. 

El amor en UP

Sí, los cinco primeros minutos de la película pasaron a la historia por hacer llorar a una generación. Pero en realidad, Up es una de las metáforas de Pixar que logra mezclar con éxito temas dolorosos y poco frecuentes. Por un lado, el duelo, la pérdida y la incertidumbre. Y por el otro, la madurez, la aceptación y el crecimiento emocional. El film logró elaborar una visión sobre tópicos tan dispares a través de la imagen de una casa flotante en rápido vuelo hacia un paisaje mítico.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Pero también logró algo más. La percepción del amor de Pixar se amplió y se hizo mucho más adulta con esta épica animada en la que nada es lo que parece. En especial, cuando sus últimos cinco minutos sostienen un diálogo con la madurez tan estremecedor como compasivo. Quizás la película del estudio más madura y con metáforas más trabajadas.