Red, la nueva película de Pixar, está dando mucho de qué hablar. Uno de los puntos altos de la película es tocar terreno complicado que hasta ahora no ha sido común en historias semejantes. Red, que cuenta la historia de una niña que se transforma en un enorme panda rojo gigantes según su amor, explora la adolescencia. Y también, los cambios habituales que suelen padecer las niñas en el tránsito hacia los primeros años de juventud. Pero la más reciente producción de Pixar también ha hecho algo más. Establecer un evidente paralelismo entre las transformaciones de Mei y las primeras señales de la pubertad. En específico, la llegada de la primera regla, menstruación o periodo.

Se trata de un tema muy poco común en producciones comerciales y que ciertamente casi nunca se toca en el cine. Pero Red toca con absoluta libertad lo relacionado a la menstruación de Mei. Lo hace, bajo una óptica por completo natural acerca del cuerpo de las mujeres jóvenes. El argumento no rehuye el hecho de que Mei está en crecimiento y que los cambios de la pubertad están por llegar. Lo hace estableciendo paralelismos entre su estrafalaria transformación física y los cambios que atraviesa una mujer a punto de menstruar por primera vez. 

La eventualidad de meter la menstruación puede resultar sorprendente y valiente en una película dirigida a un mercado no muy abierto al tema. Pero la directora y guionista Domee Shi no considera el tema vergonzoso, un tabú o un tópico que deba ser ocultado. En una entrevista con Polygon, la realizadora ha comentado que su intención desde las primeras discusiones acerca del film era mostrar el importante tránsito físico.“El panda rojo es una metáfora no solo de la pubertad. También lo es de lo que heredamos de nuestras madres y de cómo lidiamos con las cosas que heredamos de ellas”, explicó Shi. 

Una decisión fuera de lo común en Red en una época extraordinaria

Shi, de hecho, planteó desde el principio que la película incluiría alusiones directas a la menstruación en Red. No solo en escenas — como en la que durante la primera gran transformación de Mei su madre cree que menstrúa — sino también a nivel metafórico. Se trata de un paso importante y curioso en la forma en que el cine analiza el cuerpo de la mujer. 

Para la directora, un proyecto como Red — que muestra a su protagonista en medio de cambios de humor y físicos muy evidentes — era ideal para hacerlo. El argumento es una combinación de registros en los que se analizan temas como la herencia étnica y cultural. “[Mei está] creciendo atrapada entre dos mundos, Este y Oeste.Pero [ella] también está en este momento de su vida en el que florece hacia la edad adulta”, explica Shi a Polygon “Y todos estos cambios están ocurriendo no solo en su cuerpo, sino también en su relación con su madre y sus amigos”.

La transformación de Mei ocurre cada vez que siente una emoción extrema. Y el hecho es que además de representar de forma gráfica la adolescencia, Red también muestra el cambio del cuerpo femenino. La cuestión se explora en el film desde varios puntos de vista y se expresa como una percepción más amplia acerca de lo físico. Eso hace que la premisa sea algo más que un juego de espejos sobre la inesperada herencia que Mei recibe de su familia. 

Pixar, siempre a la vanguardia 

La directora, que debutó con Red en los largometrajes después de su corto Bao, no estaba muy segura de cómo plantear su idea. De hecho, tuvo dudas de que Pixar estuviera dispuesta a aceptarla. “Siempre estuvo en las primeras versiones de la película. Fue lo primero que pusimos en producción”, dice la productora Lindsey Collins a Polygon. “Nadie en el equipo se disculpó por apoyar estas conversaciones reales sobre la menstruación y esos momentos en la vida de las niñas”.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Pero Pixar no solo aceptó, sino que convirtió el camino hacia la adolescencia de Mei en una nueva forma de analizar un tema tabú en el cine. También de analizar a personajes femeninos de manera por completo distinta. Todo un raro privilegio que convierte a Red, a pesar de sus fallos, en un punto de interés en la filmografía del estudio. 

Red estará disponible en Disney+ el 11 de marzo.