Con la llegada de Caballero Luna (Moon Knight) a Disney+ es evidente que algunas cosas intrigantes están ocurriendo en el Universo Cinematográfico de Marvel. Y todas a la vez, por lo que pareciera que no se trata de un suceso casual, sino una estrategia bien pensada para la franquicia.

Por un lado, se encuentra la posibilidad de que Doctor Strange en el multiverso de la locura sea la puerta abierta al lado más salvaje del multiverso. Uno en el que no solo habitan criaturas monstruosas, sino también numerosas variantes de tus personajes favoritos. 

Al otro extremo, se encuentran las historias individuales de las series del estudio en Disney+ que complementan y apuntalan las del cine. Este último extremo, tendrá su punto más sofisticado y singular con la llegada de Caballero Luna (Moon Knight). Un personaje virtualmente desconocido que abre la puerta a la dimensión de la magia y lo sobrenatural en la franquicia. 

Entre ambos panoramas, algo es evidente. Este estreno de Marvel se está preparando para un cambio gradual pero inevitable en su premisa central. O lo que es lo mismo, un imprescindible proceso de maduración en su propuesta. Algo inevitable, después de Los Vengadores: Endgame y la muerte o retiro de sus personajes más queridos. La película, que cerró con un fenómeno pop sin precedentes la fase tres de la saga, también un supuso un reto. ¿Cómo superar un espectáculo semejante? Pero en especial, ¿cómo lograr un nivel argumental y de calidad cinematográfica parecido? 

Después de todo, Endgame supuso un riesgo que logró combinar los puntos más altos de la saga y equilibrar los bajos. Con un villano extraordinario, una historia ambiciosa y emocional, el film fue el final de una era. Un trayecto largo y a menudo desigual, que culminó con una despedida simbólica a sus rostros más conocidos. Pero, a pesar de que era inevitable, el adiós puso al estudio en un punto complicado. Sin sus figuras emblemáticas, ¿cómo continuar en terreno desconocido? Para Kevin Feige y compañía era un reto monumental. Para Marvel, una exigencia de marca y sentido de la trascendencia que debía superar con inteligencia. 

Los héroes del futuro 

Para cuando Los Vengadores: Endgame mostró el final de un ciclo de más diez años y veintitrés películas, Marvel tuvo que plantearse algunas cosas. En especial, el tono de sus producciones. Con una audiencia que creció y maduró a la par de las películas, la saga ya no podía enfocarse directamente en su fórmula más trivial. De hecho, ya para la fase dos, Marvel parecía encaminarse a un público más complejo con el que analizar ideas más profundas. Algo que fue mucho más evidente en la fase tres y en especial, en las historias que narran Infinity War y Endgame

Pero es la Fase 4 la que demuestra que Marvel trabaja de forma ardua por llevar a sus producciones a un nuevo nivel de sofisticación y complejidad. Las series de Disney+, con su discurso experimental, riesgos creativos y basadas en secundarios de lujo, sorprenden por audacia. Pero además, profundizan en el trayecto irregular pero sostenido de Marvel hacia un futuro trascendente. El estudio analiza las fases venideras en posibilidades. Por ahora, la apuesta se ha hecho más sostenida y cuidadosa. Enfocada en cómo expandir la fórmula que les hizo triunfar a través de riesgos medidos. También, en la capacidad de la franquicia para reinventarse de una manera natural. 

La primera serie Marvel en Disney+ construyó una versión sobre el Universo Cinematográfico de Marvel por completo nueva

WandaVision fue el primer intento consistente de cambiar la fórmula. Además de una decisión curiosa en un momento difícil. Con las consecuencias de la pandemia reestructurando el calendario de la fase tres, Marvel movió sus piezas con habilidad. Y eso incluyó una reestructuración más o menos cuidadosa de su calendario a futuro. Con todos los estrenos en el cine aplazados y el tibio éxito de Viuda Negra de Cate Shortland a cuestas, las opciones eran pocas. Y Kevin Feige llevó a cabo una estrategia maestra. 

La primera serie Marvel en Disney+ construyó una versión sobre el Universo Cinematográfico de Marvel por completo nueva. Revitalizó el discurso, la forma de narrar las historias y brindó realce a un personaje querido pero menor en el universo cinematográfico. Convertida en un éxito instantáneo de crítica y de audiencia, la serie demostró que Marvel tenía algunas ideas para continuar su trayecto a mediano plazo.

Nuevos rostros en el tintero de Marvel

A la trágica historia de la Wanda Maximoff de Elizabeth Olsen, le siguió la llegada del Capitán América encarnado por Anthony Mackie. Falcon y el Soldado de invierno incluyó un comentario social poderoso y el paso del testigo del héroe a una nueva generación. Con Loki, la esperada llegada del multiverso se hizo una realidad que sacudió la fórmula Marvel desde sus cimientos. 

Le seguiría la animada ¿Qué pasaría sí…? que demostró los alcances del concepto de los universos múltiples. Finalmente Hawkeye dio conclusión a uno de sus personajes más discretos. Pero también, trajo personajes nuevos a la franquicia. En especial, demostró un punto específico: la capacidad de las series para interconectar sus argumentos con lo que estaba ocurriendo en la pantalla grande. 

El riesgo para Marvel es considerable. Pero también, es de alguna forma necesario

En salas, Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos deslumbró. Por su lado, Eternals dividió opiniones y Spider-Man: No Way Home conmovió y se convirtió en un éxito total. Marvel había demostrado que era capaz de presentar y profundizar en personajes por completo desconocidos. El punto era si podía abrir todo una dimensión nueva de su franquicia. Un objetivo que espera cumplir con la combinación de la secuela del Doctor Strange y la llegada de Caballero Luna (Moon Knight)

Ambos proyectos combinados, podrían ser la fórmula ideal, no solo para recorrer un universo desconocido en Marvel. En realidad, son la puerta abierta hacia personajes más aterradores y siniestros, definitivamente más adultos. Sam Raimi ha creado lo que se rumorea es lo más cercano que se puede permitir Marvel a una película de terror. Por otro lado, el Marc Spector de Oscar Isaac protagonizará una historia que combina la acción y lo sobrenatural de una forma asombrosa. También, incluye elementos de brutalidad y violencia. Incluso, elementos relacionados con la salud psiquiátrica de su personaje. El riesgo para Marvel es considerable. Pero también, es de alguna forma necesario. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Con el reboot de Blade en el calendario, los rumores de Werewolf By Night como escenario de un especial de Halloween, Marvel cruzará una línea nueva. Una en la que uno de sus personajes más siniestros, llevará la batuta. Caballero Luna (Moon Knight) puede ser el antes y el después, que Marvel buscó por tanto tiempo.