Apple llevó a cabo un controversial cambio en 2019. En dicho año, los de Cupertino catalogaron a la península de Crimea como una región perteneciente a Rusia, para aquellos que vivían en la región. No obstante, para el resto del mundo la península fue detallada como una región independiente. Ahora, sin embargo, Apple ha llevado a cabo otro movimiento en Apple Maps, pues nuevamente muestra a Crimea como parte de Ucrania... excepto si te encuentras en Rusia.

Después de la invasión rusa a la región de la península de Crimea en 2014, Apple se negó a catalogar esta zona como parte de Rusia. No obstante, en 2019, Apple Maps actualizó el territorio como anexo del país para todos aquellos servicios que utilizaran la tecnología de localización de Apple dentro de Rusia.

Ahora, según informa 9to5Mac, los de Cupertino han actualizado una vez más Apple Maps; pero en esta ocasión muestran a la región de Crimea como parte de Ucrania. La aplicación de Tiempo, de hecho, también sigue el mismo camino, aunque aquellos usuarios que utilicen la tecnología de localización de Apple dentro de Rusia seguirán viendo el territorio como parte de su país.

Apple está tomando cartas en contra de Rusia

Además de esto, Apple ha decidido detener la venta de todos sus productos en Rusia. Tanto en agentes autorizados como en las tiendas en línea de la marca, todos los productos aparecen como "actualmente no disponible". Este mismo mensaje aparece cuando no hay existencias de productos en las tiendas de Apple.

Por supuesto, todos estos movimientos llegan como reacciones a la invasión rusa al territorio ucraniano. A partir de las acciones cometidas por Rusia en los últimos días, las compañías del mundo se han puesto manos a la obra para sancionar al país de diversas maneras. La Unión Europea, además, vetó a los medios Rusia Today (RT) y Sputnik, para detener la desinformación y las mentiras publicadas por ambos.

Ahora, Ucrania está pidiendo que se desconecte a Rusia parcialmente de internet, aunque esto puede ser una muy mala idea. Todavía está por verse cómo seguirán avanzando los eventos, pero hasta ahora cada vez más compañías suspenden operaciones en territorio ruso, y entre ellas ya encontramos a Netflix, los juegos de FIFA y más.