Uno de los hábitos más comunes en la actualidad es contar con diversas plataformas de contenido, tener acceso a centenares de films, series y animes, y no saber qué elegir. A esto se suma un detalle no menor: el funcionamiento de los algoritmos, filtrando preferencias, asociados a posibles contenidos relacionados, junto con los estrenos que servicios como Netflix desea posicionar. Dentro de ese universo de opciones, hay algunas alternativas que no son muy conocidas y pueden ser consideradas como referencias. Una de ellas es The Wolf's Call (El canto del lobo).

Se trata de una película escrita y dirigida por Antonin Baudry que fue estrenada durante el año 2019 y ahora vuelve a los primeros puestos de las listas de Netflix. En Rotten Tomatoes, esta película cuenta con un 85% de aceptación mientras que en IMDB la crítica le suma casi 7 puntos de 10 (6,9 al momento de redacción). ¿Qué tiene de particular esta producción que se puede ver en Netflix? El canto del lobo es parte de una especie de subgénero cinematográfico enfocado en las películas desarrolladas dentro de un submarino.

Dentro de este tipo de películas influyen distintas cuestiones. Desde ser producciones que no resultan tan llamativas como otros trabajos de acción y suspenso, hasta realizaciones que tampoco contribuyeron a generar una base de seguidores. Sin embargo, logros como El canto del lobo pueden ir en contra de esta tendencia. No solo por ser considerado un buen relato sino porque se encuentra dentro de la principal plataforma de streaming del mundo, Netflix.

El canto del lobo, Netflix y la exploración
de un relato alternativo

Sí. Al ser producciones que no convocan ríos de gente a las salas de cine, en muchos casos pasan desapercibidas y hasta podrían ser consideradas como films underdogs dentro la industria, más allá de estar en Netflix. En el caso de El canto del lobo, que recaudó poco más de 22 millones de dólares en la taquilla, la crítica especializada la valoró de buena manera. En ello tiene mucho que ver su director, Antonin Baudry.

El canto del lobo de Baudry desarrolló una historia que, por supuesto, está ambientada dentro de un submarino nuclear. ¿Cuál es la vuelta de tuerca que el director planteó dentro de este relato? Contar el quehacer de un miembro de la tripulación experto en acústica submarina. ¿Qué le permite esto? Poder reconocer cualquier tipo de sonido. En un contexto complicado, esta habilidad le distingue del resto de compañeros. El detalle es que este personaje comete un error que propicia distintas consecuencias dentro de la narración.

El canto del lobo no cuenta con un elenco rimbombante ni tampoco tuvo, en su momento, demasiada prensa. Por lo general, cuando se trata de relatos con submarinos, suelen ser un recurso más dentro de un conflicto bélico a gran escala. En esta producción, es la base del relato. Eso propicia distintas sensaciones en el espectador, desde la posible claustrofobia hasta los miedos implícitos de estar vulnerable en un espacio limitado. 

Más allá de que El canto del lobo no sea un título mainstream, de acuerdo con información de FlixPatrol, es una de las producciones más vistas dentro de Netflix aunque es probable que muchos seguidores de este tipo de films no sepan que está dentro esa plataforma.