Realme parece seguir una estrategia algo diferente a lo que ha estado haciendo hasta ahora. La compañía ha anunciado hasta tres modelos correspondientes a la nueva serie Realme 9 y, como es habitual, cada uno destaca en un área diferente. El Realme 9i (230 euros) se presenta como una alternativa para los usuarios que buscan un smartphone económico con prestaciones básicas para el día a día. El Realme 9 Pro, en cambio, ofrece mayores prestaciones a un precio ligeramente superior, pero sin llegar a los 400 euros. Y luego está el Realme 9 Pro+.

Los Realme 9 Pro y Realme 9 Pro+ son dispositivos muy similares, y a la vez muy distintos. Similares, precisamente, porque ambos comparten el mismo diseño, pero sus especificaciones son completamente diferentes. El modelo Pro convencional ofrece prestaciones enfocadas al apartado multimedia, y prueba de ello es su pantalla de hasta 120 Hz o su enorme batería. La versión Pro+, por otro lado, lo apuesta todo —o casi todo— a su apartado fotográfico, pese a que su hoja de especificaciones frente a su hermano mayor muestre lo contrario.

Para que te puedas hacer una idea, estas son las principales características en las que ambos smartphones se diferencian.

  • La pantalla del Realme 9 Pro es LCD con una frecuencia de actualización de 120 Hz, mientras que la del Realme 9 Pro+ cuenta con tecnología Super AMOLED e incluye 90 Hz de tasa de refresco.
  • El Realme 9 Pro cuenta con un SoC Snapdragon 695 con conectividad 5G. El Realme 9 Pro+ tiene un procesador Dimensity 920.
  • La batería del Realme 9 Pro es de 5.000 mAh y cuenta con una carga rápida de 33W. La del Realme 9 Pro+ es de 4.500 mAh con carga rápida de 60W.
  • La cámara del Realme 9 Pro es de hasta 64 megapíxeles. El sensor del Realme 9 Pro+ es de 50 megapíxeles. El modelo Pro Plus, eso sí, tiene un sensor Sony IMX766, que más avanzado que el del modelo Pro.
  • El Realme 9 Pro está disponible a partir de 329,99 euros. El modelo Pro+ se comercializa a partir de 399,99 euros.

Tras comprobar las diferencias y sobre todo aquellas correspondientes al apartado fotográfico, el Realme 9 Pro+ parece una alternativa muy interesante para aquellos que buscan un smartphone potente y con buena cámara, pero que no cueste más de 400 euros. Ahora bien, ¿es realmente una opción a tener en cuenta?

Una buena pantalla con prestaciones que aventajan a su batería

Dejando de lado su cámara, de la que profundizaré más adelante, el nuevo smartphone de Realme tiene algunas áreas que me han llamado mucho la atención y que son dignas de comentar en esta review. Una de ellas es su apartado multimedia. La pantalla de este Realme 9 Pro+ es de 6,4 pulgadas, tiene tecnología Super AMOLED y una frecuencia de 90 Hz. ¿Su resolución? Full HD+, con 2400 x 1080 píxeles. Es una pantalla que a nivel de color y detalle no decepciona, y aunque su tasa de refresco no es tan elevada como la de otros smartphones, permite una experiencia de navegación fluida. Ofrece, además, una interesante ventaja en su batería.

La del Realme 9 Pro+ es de 4.500 mAh. Se trata de una capacidad más que decente para poder disfrutar de un uso medio (redes sociales, juegos puntuales, fotografía, llamadas…) durante todo el día. En parte, gracias al equilibrio entre el panel Super AMOLED, y la frecuencia de actualización de pantalla. Sobre todo, teniendo en cuenta que los 120 Hz agotarían la batería más rápidamente. En algunos escenarios, como en aquellos días donde he sacado más partido al apartado multimedia (juegos, visualización de vídeos, etc), sí he echado en falta algo más de batería para poder terminar la jornada sin preocupación. El extra de autonomía, sin embargo, perjudicaría a otro de los puntos más llamativos de este Realme: su diseño.

El Realme 9 Pro+ no solo es bonito, con una parte posterior que puede cambiar de color cuando le incide la luz del sol o con una línea de diseño minimalista y elegante, sino que también es muy delgado —7,99 milímetros de grosor—, lo que ayuda a que la sensación sea de un smartphone premium, pese a sus materiales.

Lo nuevo de MediaTek para la gama media

Respecto al rendimiento, el Realme 9 Pro+ cuenta con un procesador Dimensity 920 de MediaTek. Es uno de los SoCs de gama media más recientes del fabricante asiático, e incluye ocho núcleos repartidos en dos Cortex-A78 de hasta 2,5 GHz y otros seis Cortex-A55 de hasta 2 GHz. En cuanto a la Memoria RAM y almacenamiento, disponemos de una variante con 6 GB y 128 GB de memoria interna y otra variante más completa, con 8 GB de RAM y 256 GB de memoria interna.

Cuando probé el Realme GT, me percaté rápidamente de las áreas en las que Realme había recortado con el objetivo de dotarlo de un excelente rendimiento. Una de esos apartados fue la cámara, que si bien no ofrecía malos resultados, no estaban tan a la altura del resto de smartphones que se comercializaban por el mismo precio. En este caso sucede algo similar, pero con el rendimiento.

El Realme 9 Pro+ no decepciona, en la mayoría de casos mueve con fluidez y es capaz de ejecutar cualquier tarea con solvencia. Sin embargo, la experiencia no es tan buena como la que experimenté, por ejemplo, con el OnePlus Nord 2, uno de sus principales competidores. En el caso del Realme, es común encontrarse con pequeños cortes o ralentizaciones a la hora de realizar varios procesos al mismo tiempo, como descargar apps mientras jugamos o abusar de la multitarea con aplicaciones potentes. No obstante, he de reconocer que estos pequeños inconvenientes únicamente aparecen en momentos muy puntuales. En el día a día (navegación por redes sociales, fotografía, juegos, etc.) la experiencia con el rendimiento es satisfactoria.

No me olvido de una característica importante: el lector de huellas dactilares. En este caso está integrado bajo la pantalla. Funciona muy bien, y si bien su ubicación puede parecer un poco confusa, dado a que está algo por debajo de la distancia en la que suele descansar el pulgar cuando el terminal se sostiene con una mano, la buena precisión y el rápido escaneo hacen que sea más sencillo desbloquear el terminal.

Así rinden las cámaras del Realme 9 Pro+

Llegamos a uno de los puntos más importantes de la review del Realme 9 Pro+: su cámara. El terminal está equipado con una triple lente en su parte posterior, que está compuesta por un sensor principal de 50 megapíxeles, una cámara secundaria ultra gran angular con resolución de 8 megapíxeles y un sensor macro con 12 megapíxeles. La compañía hace mucho hincapié en la cámara principal. En parte, por el modelo del sensor. Se trata de un Sony IMX766, versión que se utiliza en algunos smartphones de gama alta, como el recién anunciado Xiaomi 12 o el plegable Oppo Find N, y que también se está volviendo muy común en los smartphones de gama media. De hecho, el principal competidor de este 9 Pro+; el OnePlus Nord 2, también dispone del mismo sensor.

A nivel técnico, se trata de una óptica con apertura f/1.8, y cuenta tanto con estabilización óptica de imagen (OIS), como con estabilización electrónica (EIS). Ahora bien, debemos tener en cuenta que no solo es importante las especificaciones del sensor. También lo es lo optimizado que esté el software a la hora de procesar la imagen capturada. En este caso, el Realme 9 Pro+ hace un buen trabajo, y prueba de ello son los buenos resultados que se obtienen en condiciones favorables, como en aquellas situaciones donde los cielos están despejados y hay buena iluminación. En este caso, de hecho, la cámara consigue captar un buen detalle, sin sobreexponer la imagen y con unos colores bastante acertados, aunque personalmente echo en falta algo más de brillo en algunas.

Por otro lado, la cámara ultra gran angular y el sensor macro no ofrecen resultados tan diferenciales frente al resto de su competencia. El sensor de 119º puede ser útil para fotografías más panorámicas, y si las condiciones son buenas, se pueden obtener resultados notables, aunque tiende a distorsionar los cantos. La cámara macro permite centrarnos en el detalle de objetos y puede ser útil en algunas ocasiones, pero la pérdida de calidad frente al resto de sensores es más notable.

¿Merece la pena el nuevo móvil de Realme?

El Realme 9 Pro+ sale a la venta a un precio de 399,99 euros en su versión de 6 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. La variante más potente, con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, está disponible por 439,99 euros.

En general, el Realme 9 Pro+ es un smartphone muy equilibrado. Destaca por su apartado fotográfico, con resultados notables en la mayoría de condiciones y con modos y funciones que pueden aportar un extra de versatilidad, pero también tiene otras características que hacen que sea una opción a tener en cuenta si buscas un móvil por 400 euros. Su pantalla es de buena calidad, su diseño no deja indiferente a nadie y su rendimiento y autonomía cumplen en la mayoría de ocasiones. Sin tener en cuenta, además, esos extras que ayudan a que la experiencia a la hora de usar el terminal sea más satisfactoria, como el rápido lector de huellas en pantalla o la sencilla —aunque cargada con varias apps preinstaladas— interfaz.

Además, debes tener en cuenta que incluye otras prestaciones interesantes, y que pueden ayudar a la hora de decidirte si adquirir o no este smartphone.

  • El Realme 9 Pro+ lega con Android 12 e incluye una capa de personalización propia llamada Realme UI 3 que es muy similar a Android Stock. La interfaz, de hecho, es muy limpia y solo vemos algunas modificaciones por parte de Realme. Además, como incluye Android 12, algunas de las apps principales están adaptadas a Material You, con esa estética minimalista y tonos en colores pastes.
  • Tiene NFC, por lo que es posible realizar pagos móviles enlazando una tarjeta de crédito o débito a través de Google Pay o mediante la app del banco.
  • Cuenta con sonido estéreo firmado por Dolby Atmos e incluye, además, un conector de auriculares en la parte inferior.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que el terminal de Realme tiene duros contrincantes. Uno de ellos es el OnePlus Nord 2, que también ofrece resultados similares en el apartado fotográfico y que incluye un extra de rendimiento. Este modelo, además, se puede encontrar a un precio similar en portales como Amazon. Por otro lado, el Realme 9 Pro, su hermano "pequeño", también puede resultar una alternativa interesante si no priorizas la cámara. También cuenta con especificaciones muy interesantes, como una pantalla a 120 Hz, procesador Snapdragon o una batería de 5.000 mAh. Su precio, además, es más bajo.