OnePlus ha hecho oficial la segunda generación de su modelo de gama media, el OnePlus Nord 2. Llega con procesador MediaTek, batería de 4.500 mAh, cámara de hasta 50 megapíxeles y una pantalla de 90 Hz, entre otras especificaciones. La compañía china describe a este Nord 2 como como un móvil de gama media –por precio y algunas prestaciones– que ofrece una experiencia similar a un smartphone de gama alta. ¿Están en lo cierto?

En parte, sí. El nuevo OnePlus Nord cuenta con características heredadas de los OnePlus 9 y 9 Pro, así como algunas funciones dignas de un modelo de gama alta que, incluso, todavía no están presentes en los buques insignias de la marca, sino que llegarán en un futuro mediante una actualización de software. 

En diseño, el OnePlus Nord 2 me recuerda mucho a los OnePlus 9 y 9 Pro, con un módulo de cámara rectangular y parte posterior de cristal con una ligera curvatura en los cantos, así como un frontal sin apenas marcos y con una cámara integrada en la pantalla. No falta el “Alert Slider” tan característico de la marca, que permite silenciar rápidamente el dispositivo. Tampoco el tono azulado de la parte trasera que debutó con la primera generación. OnePlus nos tiene acostumbrados a un diseño muy cuidado, y con este Nord 2 no iba a ser diferente. 

OnePlus da la bienvenida a MediaTek

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención del OnePlus Nord 2 es su procesador. La firma china ha apostado por un chipset MediaTek. En concreto, el modelo Dimensity 1200 que recibe un sello “IA” como fruto de una colaboración entre ambas compañías, dado a que el chipset cuenta con prestaciones que ayudan a optimizar o añadir funciones en algunos de los apartados del dispositivo. Y, por supuesto, también cuenta con soporte para redes 5G.

Según OnePlus, este MediaTek 1200 IA ofrece hasta un 65% más de rendimiento en la CPU y una mayor eficiencia energética en comparación con el Nord Original. En mi experiencia, el terminal ofrece un buen rendimiento en la mayoría de las situaciones, incluso en juegos potentes o tareas algo más exigentes. La configuración de RAM y almacenamiento, además, es muy elevada, con 8 GB y 128 GB en la versión base y 12 GB con 256 GB en la variante más potente.

La buena experiencia a nivel de rendimiento, también se nota en su capa de personalización, que es muy fluida y está correctamente optimizada para este smartphone. En mi opinión, OxygenOS es la envidia de todas las interfaces móviles, con multitud de opciones para poder personalizar el terminal a nuestro gusto, un diseño excelente y opciones extras que elevan la experiencia de uso de este smartphone

El OnePlus Nord 2 pasa de 0 a 100 en 30 minutos

OnePlus Nord 2 con una funda y su cargador de 65W.

A nivel de autonomía, el Nord 2 tiene las mismas especificaciones que los OnePlus 9. A excepción, eso sí, de la carga inalámbrica, que no está presente en este modelo. El OnePlus Nord 2 incluye, por lo tanto, una batería de 4.5000 mAh. La autonomía del smartphone ha sido más que decente, llegando al final del día sin preocupación con un uso medio. 

El OnePlus Nord 2 cuenta con una carga rápida de 65W, potencia idéntica a la de sus hermanos mayores que puede cargar el 50% de la batería en tan solo 11 minutos, llegando a la carga completa en poco más de media hora. El cargador, que se incluye en la caja del smartphone, también puede suministrar batería a otros dispositivos adaptando la potencia a los 45W.

Una pantalla AMOLED con nuevas funciones

OnePlus apenas ha modificado la pantalla del Nord 2. Continuamos viendo un panel Fluid AMOLED de 6,43 pulgadas, que incluye una resolución Full HD+ y una tasa de refresco de 90 Hz. La frecuencia de actualización de la pantalla es adaptativa. Es decir, el terminal cambia la tasa de refresco dependiendo de diferentes factores, como el nivel de la batería o la aplicación en la que estemos navegando. 

El sello IA del procesador que he comentado previamente, lo vemos en una función que permite convertir el contenido SDR en HDR, así como aumentar la resolución de vídeos en aplicaciones como YouTube o Instagram. Esto último se puede activar en los ajustes del sistema. Básicamente, escala la calidad de los vídeos que se reproduzcan a una resolución inferior a 720p y los convierte en calidad HD. La experiencia final, eso sí, no es tan notoria. 

A nivel de calidad, la pantalla del OnePlus Nord 2 ofrece muy buenos resultados, con colores vivos, una nitidez excelente y una muy buena respuesta táctil. Los 90 Hz, en mi opinión, son más que suficientes para tener una experiencia fluida y así evitar un mayor consumo de batería.

Triple cámara con sensor monocromo

En cuanto al apartado fotográfico, OnePlus ha apostado por una configuración de triple cámara muy similar a la del resto de modelos de gama media, cambiando el sensor de profundidad de campo por una lente monocromo. La configuración, por lo tanto, quedaría de la siguiente manera. 

  • Sensor primario: Sony IMX 766 de 50 megapíxeles con apertura f/1.8, capaz de capturar un 65% más de luz respecto a la anterior generación.
  • Cámara secundaria: gran angular de 8 megapíxeles y ángulo de 119.7°.
  • Sensor terciario: lente monocromo de 2 megapíxeles para fotografías en blanco y negro. 
  • Cámara frontal: sensor Sony IMX 615 de 32 MP.

El sensor primario, que por defecto realiza fotografías a menor resolución y que permite activar un modo de 50 MP para elevar la calidad si, por ejemplo, tenemos pensado imprimir o editar esa imagen, ofrece buenos resultados en la mayoría de las situaciones, con colores naturales y un correcto detalle.

La fotografía nocturna en el OnePlus Nord 2 también es muy buena, conservando los colores y adaptando muy bien la exposición de las zonas iluminadas. OnePlus permite aplicar un modo noche que mejora la iluminación, aunque en algunas ocasiones no es necesario. El procesado, eso sí a veces no funciona como debería y hace que sea necesario repetir la imagen. Probablemente, esto último se solucione en una futura actualización de software.

La cámara monocromo de 2 megapíxeles sirve de apoyo al sensor principal, y ofrece adaptar los blancos y negro con mayor precisión, a la vez que se respetan los buenos resultados del sensor primario. El modo monocromo se puede activar mediante los filtros que ofrece la app de cámara de OnePlus. 

El gran angular no falta en la gama media

La cámara ultra gran angular de 8 megapíxeles también ofrece buenos resultados, sobre todo en condiciones lumínicas aceptables. El detalle, eso sí, es algo inferior al que vemos en el sensor primario. La cámara del OnePlus Nord 2 también permite hacer zoom, aunque es digital. Los resultados, por lo tanto, son algo pobres a nivel de calidad, pero se agradece que la marca incluya accesos directos a los diferentes aumentos.

No termino de hablar sobre el apartado fotográfico sin destacar algunos de los modos que ofrece la aplicación de cámara del OnePlus Nord 2. Uno de ellos es el modo “Vídeo de vista dual” para grabar al mismo tiempo con la lente gran angular y la cámara frontal. También incluye un modo profesional para ajustar algunos parámetros (como la ISO, distancia focal, apertura focal…) de forma manual. El modo profesional, además, se puede utilizar al grabar vídeo. 

Conclusiones, ¿merece la pena el OnePlus Nord 2?

OnePlus ha mantenido los precios de su versión original en este OnePlus Nord 2. El terminal, por lo tanto, se comercializará por 399 euros para la versión de 8 GB y 128 GB de memoria interna, y 499 euros para la variante con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno. 

El OnePlus Nord 2 es una opción muy interesante para aquellos usuarios que buscan un móvil completo por menos de 500 euros. Ofrece una muy buena experiencia a nivel de rendimiento, y la capa de personalización es una maravilla. La batería, además, es muy buena, y la carga rápida es un extra muy bienvenido. La cámara, aunque tiene algunos puntos negativos, como la falta de detalle en el gran angular, consigue captar muy buenos resultados. Por último, la pantalla, pese a que se mantiene conservadora respecto a la anterior generación, tampoco va a dejar indiferente a nadie.

OnePlus no solo ha mantenido la esencia del Nord original en esta segunda generación, sino que ha cumplido lo que prometía: ofrecer experiencias de un modelo de gama alta en un móvil de gama media. El terminal tiene todo lo necesario para competir con el resto de fabricantes, que también están ofreciendo alternativas a un precio similar y con potentes especificaciones. Uno de sus competidores principales es el Realme GT, que por 450 euros ofrece un rendimiento a nivel de los móviles más potentes, así como una batería e interfaz a la altura.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.