El interés de Google p0r las gafas de realidad aumentada no es nuevo. La compañía de Mountain View ya tuvo una experiencia con las Google Glass que con el paso de los años ha demostrado ser realmente traumática. Sin embargo, no se rinde en sus intenciones y trabaja a pleno en un proyecto llamado Project Iris que, si bien llegaría recién dentro de algunos años, tendría tintes revolucionarios.

Según un informe de The Verge, que cita a dos personas familiarizadas con el proyecto pero que por motivos lógicos han permanecido en el anonimato, el objetivo de la empresa es lanzar el producto en el 2024. Pero también se menciona que aún falta mucho desarrollo y que esa fecha lejos estaría de ser definitiva.

De acuerdo con las fuentes, las nuevas gafas de realidad aumentada de Google ya habrían sido prototipadas y se verían como antiparras de esquí, al menos en su forma actual. Ciertamente, la estética podría cambiar y refinarse con el paso del tiempo, de modo que hoy es imposible vaticinar cómo se verán cuando lleguen al público.

En lo que a especificaciones técnicas respecta, Project Iris utilizaría un procesador desarrollado por Google; no se menciona si el mismo se basa en el chip Tensor de los Pixel 6 y Pixel 6 Pro, aunque no sería ilógico. Al fin y al cabo, el informe menciona que las gafas de realidad aumentada utilizan Android como sistema operativo, al menos por ahora; y asegura que algunos integrantes del actual equipo Pixel están colaborando en el desarrollo del hardware.

El dispositivo utilizaría cámaras para capturar imágenes del mundo real y mezclarlas con gráficos generados por computadoras, según las personas involucradas. Y como la autonomía de la batería interna es uno de los tantos desafíos a abordar, la idea de los desarrolladores sería utilizar los centros de datos de Google para renderizar algunos de esos gráficos y transmitirlos a las gafas a través de internet.

Google Glass.

Las gafas de realidad aumentada de Google están rodeadas de secretismo

Los esfuerzos de Google por volver al desarrollo de gafas de realidad aumentada ya habían quedado expuestos a fines del año pasado. En diciembre les contamos que las más recientes búsquedas laborales de la empresa se relacionaban al desarrollo de un nuevo sistema operativo para dicho fin. Incluso se mencionaba como objetivo "crear un dispositivo de realidad aumentada innovador".

Pero más allá de lo poco que se ha dicho en público, todo indica que en Mountain View prefieren guardar sus avances bajo siete llaves. El desarrollo de Project Iris se estaría dando en una instalación de acceso restringido y con un número pequeño de personas involucradas. El núcleo del equipo estaría conformado por no más de 300 personas (que para una empresa como Google es poco), pero la intención sería ampliarlo.

Actualmente sería Clay Bavor, un ejecutivo de Google dedicado a todo lo relacionado con realidad aumentada y realidad virtual, quien dirigiría el proyecto de las gafas. Es más, le informaría directamente a Sundar Pichai, el CEO de la compañía, para evitar que informaciones clave salgan a la luz.

Si los datos revelados son certeros, Google está metido de lleno en una carrera de la que también ya participan Meta y Apple. Veremos qué compañía da el primer golpe y, lo más importante, cuál atrae lo suficiente al público para hacer de la realidad aumentada algo cotidiano.