La historia de Google y la realidad aumentada tiene sus altibajos. La compañía ha emprendido varios proyectos con esta tecnología en la última década con resultados dispares. Tal vez lo más recordado sea la introducción del prototipo de Google Glass en 2012, aunque el dispositivo nunca despegó como se esperaba. Las gafas fueron motivo constante de controversia; no solamente por su nada atractivo diseño y elevado precio, sino especialmente por la preocupación en torno a la privacidad de los usuarios. Y ni que hablar de las polémicas en torno a la regulación (o la falta de la misma) para su uso en ciertas situaciones, como al conducir. Con el paso de los años se diluyó la expectativa en torno a estos dispositivos, a pesar de haber mostrado algunas evoluciones interesantes. Sin embargo, los californianos parecen no haberse dado por vencidos en este ámbito.

Según publica 9to5Google, Google trabaja en el desarrollo de un "nuevo sistema operativo de realidad aumentada". El mismo se utilizará para un "innovador dispositivo de realidad aumentada" del cual nada se conoce por el momento, lógicamente. La novedad se conoció a través de las más recientes búsquedas laborales de la empresa estadounidense, y se ratificó con la recontratación de Mark Lucovsky, quien ya había trabajado previamente en Google, y ha retornado para liderar el equipo a cargo del software de AR. Un dato no menor es que previo a su vuelta a Mountain View, estuvo a cargo de un área similar en Facebook (Meta); más específicamente en Oculus.

Las nuevas posiciones abiertas para trabajar en el equipo de realidad aumentada de Google están destinadas a desarrolladores e ingenieros de software; y las tareas específicas apuntan a crear los programas necesarios para interactuar con cámaras, gestionar interacciones en tiempo real e integrar el aprendizaje automático.

Google pretende desarrollar un "dispositivo de realidad aumentada innovador"

"El equipo de Realidad Aumentada de Google es un grupo de ingenieros, diseñadores y científicos de investigación encargados de sentar las bases para una excelente computación inmersiva y la creación de prototipos de experiencias de usuario agradables y útiles. Estamos enfocados en hacer que la computación inmersiva sea accesible para muchas personas a través de dispositivos móviles, a medida que nuestro alcance continúa creciendo y evolucionando", dice una de las descripciones laborales publicadas por la compañía.

Como sucede en muchos de estos casos, al tratarse de proyectos que requieren de mucho desarrollo y prototipos, la terminología pública es bastante vaga. Es una certeza que Google trabaja en un nuevo sistema operativo para dispositivos de realidad aumentada; pero hoy es imposible saber cuándo estará disponible y cuál será su implementación.

Con compañías como Apple y Xiaomi desarrollando cascos o gafas de AR, es lógico pensar que Google persiga un objetivo similar con su futuro wearable. Más aún cuando ya cuenta con una experiencia importante de la mano de Google Glass; que si bien no tuvo los resultados masivos que se esperaban, sí les ha dado la ventaja de interactuar con tecnologías de este tipo mucho antes que sus competidores.

El equipo de Google destinado a crear el sistema operativo de realidad aumentada depende de la sección Dispositivos y Servicios. Estamos hablando del mismo área que engloba otros esfuerzos de hardware de la empresa, como los dispositivos Nest y los smartphones Pixel. Cualquiera que sean los avances de la compañía en este ámbito, es improbable que veamos los frutos de este nuevo desarrollo en el corto plazo.