Es absolutamente imposible referirse a Stephen King, el célebre novelista de Maine, y no pensar en el género de terror. No en vano, ha construido la inmensa mayoría de su exitosa carrera literaria e incluso su imagen como escritor con los cimientos sobre el mismo. Los lectores que disfrutamos de su obra desde hace décadas tenemos ciertos libros suyos desde Carrie (1974) en un altar laico, y tal vez podríamos mencionar El resplandor (1977), Misery (1987), Dolores Claiborne (1996) o Un saco de huesos (1998). Pero también el maravilloso It (Eso) [1986].

Con todo, seguramente a muchos de sus seguidores les sorprendería bastante saber que Stephen King a puntito estuvo de abandonar el horror después de que se publicase esta última novela. Una entrevista que le hizo Stefan Kanfer en octubre de 1986 para la revista Time resulta muy reveladora respecto a este asunto. Lo que transmite en ella son sus dudas sobre su alcance como novelista, y se comparaba con “Jack London, quien dijo, en efecto: «No soy un gran escritor, pero sí soy un tremendo elaborador»”. “Ese soy yo”, reconocía por aquel entonces.

Las tribulaciones de Stephen King sobre su propio talento

The USO | Flikr

“He tenido unas tres ideas originales en mi vida”, aseguraba Stephen King. “El resto de ellas fueron rebotes. Siento las limitaciones de dónde están mis talentos”. Máxime cuando los comparaba con los del incipiente Clive Barker, autor de los seis volúmenes de los Libros de sangre (1984-1985) o las tres entregas de la serie Hellraiser (1986-2018). “Lo lees con un libro en una mano y una bolsa para el mareo en la otra. Ese hombre no está bromeando. Tiene sentido del humor, y no es un tonto. Él es mejor que yo ahora. Es mucho más enérgico”, afirmaba su colega.

Quizá estuviese rumiando que, si no podía mejorar lo presente, no le encontraba sentido a seguir con sus aportaciones al terror literario. Pero, además, le parecía que una novela tan espeluznante y hermosa como It es “un libro muy mal construido”. Así, confesaba que podría tratarse de su última historia de horror: “Por ahora, en lo que respecta al Club del Libro del Mes de Stephen King, este es el momento de la venta de liquidación. Todo debe irse”. Nos alegramos, pues, de que no cumpliese con ello. Nos habríamos perdido un montón de disfrute en el futuro.