PayPal es una de las compañías que ha demostrado un nivel de interés creciente en el mundo de las criptomonedas, y parece estar lista para dar un paso más allá. La compañía se encuentra "explorando" la posibilidad de lanzar su propia stablecoin; es decir, una criptomoneda estable cuyo valor se encuentra atado al dólar estadounidense.

Así lo confirmó José Fernández da Ponte, vicepresidente y gerente general de Blockchain, Cripto y Monedas Digitales de PayPal, a Bloomberg. De todos modos, la iniciativa se encuentra en estudio y aún se desconoce cuándo estaría disponible. Además, la novedad se descubrió casi que por accidente, y eso obligó al mencionado directivo a brindar explicaciones en relación al plan.

Según explica PC Mag, un desarrollador llamado Steve Moser fue quien sacó a la luz el plan de PayPal para desarrollar una stablecoin. Explorando el código de la app del servicio para iOS encontró una referencia a 'PayPal Coin', lo cual disparó rápidamente los rumores con respecto a que la compañía podría estar trabajando en su propia criptomoneda. Pero más allá de confirmar sus intenciones, desde la empresa indicaron que lo que se halló fue producto de un hackaton y que no se debe considerar como algo finalizado.

"Estamos explorando una stablecoin. Si finalmente avanzamos con ella, trabajaremos en estrecha colaboración con los reguladores relevantes", explicó Fernández da Ponte, sin mayores detalles. Habrá que ver cuál es la idea que tiene en mente PayPal y en qué se parece (o en qué difiere) en relación con las demás criptomonedas estables que ya existen.

PayPal ampliaría su potencial cripto con una stablecoin

Crédito: Paypal

Que PayPal estudie el desarrollo de su propia stablecoin es una movida lógica, especialmente para quienes deseen dar sus primeros pasos en el mundo de las criptomonedas. Tengamos en cuenta que actualmente el servicio permite comprar y vender Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Bitcoin Cash, e incluso pagar compras con el saldo cripto. Sin embargo, estas opciones tienen varias limitaciones; por un lado, solo se encuentran disponibles en Estados Unidos, y las transacciones están limitadas a la app de PayPal. En su momento la empresa prometió incorporar las transferencias a wallets de terceros, pero sin mayores precisiones.

El desarrollo de una stablecoin también requiere sortear varios requisitos importantes. Hoy en día ya existen alternativas desarrolladas y mantenidas por empresas, como es el caso de USDC (Circle y Coinbase) y USDT (Tether Limited); y también está el caso de DAI, un proyecto llevado a cabo por una organización autónoma descentralizada llamada MakerDAO. Si PayPal avanza con su iniciativa deberá proyectar no solo en qué redes funcionará su moneda estable (TRC20, ERC20, etc.), sino también de qué modo la respaldará. En algunos de los casos ya existen reservas de dinero físico y oro, mientras que en otros se utilizan otras criptomonedas como colateral.

Cualquiera que sea el caso, PayPal parece tener algo más que interesante entre manos. Habrá que ver si la idea de su propia stablecoin —llámese PayPal Coin, o como fuere— atrae a los usuarios. Y en el caso de ser así, también será importante analizar si la empresa está lista para llevar sus opciones de criptomonedas más allá de los límites de Estados Unidos.